18 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias se le escapa vivo al PP en el Senado y desquicia a su portavoz

El líder de Podemos comparecía, supuestamente, para hablar de la conexión entre Podemos y Venezuela y en lugar de eso lo que hizo, socarrón, fue escabullirse y desesperar a los populares.

Una hora de reloj. Ése fue el tiempo que tardó Pablo Iglesias en contestar a la pregunta que, insistentemente, le hacía una y otra vez el senador popular Luis Aznar: "¿Ha trabajado usted para el Gobierno de Venezuela?". "No", acabó contestando, parco.

Es el mejor resumen de la actitud con la que el líder de Podemos compareció en la comisión de investigación sobre la financiación de los partidos del Senado. Iglesias estuvo escurridizo, esquivo, socarrón y desesperante.

Quería sacar de quicio al portavoz del PP con su falta de concreción y su irse por las ramas y por momentos lo consiguió. "No escucha usted"; "Aburre usted a las cabras"; "No se calla ni debajo del agua", le llegó a reprochar Aznar

A eso jugó Iglesias, a aturullar a los populares leyendo pormenorizadamente querellas archivadas contra Podemos, a diluir las preguntas de estos en un mar de datos sobre las cuentas oficiales de su partido. Y, por momentos, a contraatacar con los casos de corrupción que han afectado al PP, "el partido con más presos condenados por corrupción de la democracia", sostuvo.

Iglesias negó haber trabajado para Venezuela y negó que el chavismo haya financiado en el partido o financie la formación que lidera. También reconoció haberse equivocado con ciertas opiniones favorables al régimen que ahora preside Nicolás Maduro.

Y hasta ahí. Todo lo demás fue darse contra un muro, fue retórica y un duelo parlamentario agotador y por momentos surrealista con el popular Aznar. Iglesias llegó a bromear con que se imaginaba al senador del PP "acurrucado en su sofá con una manta" viendo Aló, presidente y que la estampa le producía "ternura".  

Consiguió escaparse vivo. E indemne. Ni CEPS, ni las Islas Granadinas, ni los pagos a Juan Carlos Monedero... de nada logró el PP que hablara. Iglesias fue al Senado a reírse en la cara del PP y no hizo otra cosa. Y eso que empezó su intervención proclamando el "respeto" que le tiene a la Cámara Alta.  

Comenta esta noticia
Update CMP