13 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Humillan a un apoderado de C's por ser de Zaragoza y no entender el catalán

El apoderado de C's Francisco Pérez. Su delito: no hablar ni entender bien el catalán.

El apoderado de C's Francisco Pérez. Su delito: no hablar ni entender bien el catalán.

Francisco Pérez es uno de los 4.000 voluntarios que los naranjas han repartido por los colegios para velar por la limpieza electoral. Todo iba bien hasta que accedió a dar una entrevista...

En estas elecciones decisivas para Cataluña la figura de los interventores y apoderados cobra una importancia trascendental, habida cuenta de que los partidos constitucionalistas no se fían de los independentistas y viceversa.

Tanto Ciudadanos como el PP han tenido que traer voluntarios de fuera, y ni por ésas han logrado cubrir todo el territorio. Fuentes populares consultadas por ESdiario cifran en el 86,31% su cobertura de los colegios catalanes. 

Preocupante resulta el dato de Lérida, donde se han dejado casi el 40% sin presencia porque no tenían gente suficiente. En Gerona abarcan casi el 73%, tanto la capital -que antaño gobernó Carles Puigdemont- como las localidades costeras.

En Tarragona cubren el 84,33%; y en Barcelona, la circunscripción que representa el epicentro de la batalla electoral y donde los constitucionalistas tienen más fuerza, casi el 91%.

Desde la dirección del PP cuentan a este periódico que han dado orden a sus interventores y apoderados de no sólo velar por sus votos, sino también por los del PSC y C's

Estos últimos, por su parte, han sacado a los colegios electorales a 4.000 voluntarios, no pocos venidos desde fuera, sobre todo de la vecina Aragón. 

Uno de ellos ha tenido la mala suerte de convertirse en protagonista de la mañana al cruzarse en el camino del periódico independentista VilaWeb, que ha publicado una información en la que se escandaliza porque un apoderado de Zaragoza llamado Francisco Pérez, no entiende el catalán.

El vídeo ya circula a gran velocidad entre el independentismo. En él el periodista le pregunta en catalán cómo va el día y el apoderado responde que no habla catalán.

El periodista insiste en preguntarle de nuevo en catalán si al menos lo entiende y él responde que "malamente" porque no vive en Barcelona, sino en Zaragoza. 

Así de mal se lo han tomado algunos:

Comenta esta noticia