19 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

“Griezmann no puede tener miedo de Messi, un chaval que mide 1,50 y es medio autista”

Un exfutbolista del FC Barcelona se ha mostrado tremendamente duro con la situación del francés y ha cargado contra Leo Messi.

Cada declaración que se hace sobre el tema Griezmann es más impresionante que la anterior.

En la noche del martes, su hermano Theo, a través de Instagram, no podía creerse que Setién sacase al delantero para jugar solo tres minutos. Durante la rueda de prensa posterior al partido frente al Atleti, Simeone espetó un "sin palabras" cuando le preguntaron qué le parecía lo que había ocurrido con su exjugador. Ayer, el padre del francés explotó después de que el técnico santanderino asegurase que no pediría disculpas a su hijo por "esta humillación".

"Para tener este tipo de conversación necesita tener las llaves del camión -el mismo que el Cholo ha dicho hoy que no conduce al ser de nuevo preguntado por el tema- y este no es el caso, solo es un pasajero”, publicó en sus redes sociales, aunque más tarde lo borró.

El último en pronunciarse sobre este episodio ha sido Christophe Dugarry, exfutbolista del FC Barcelona. Y se ha quedado a gusto. Sin pelos en la lengua, el galo ha cargado duramente contra Leo Messi -con quien se presupone que Griezmann tiene una mala relación- y ha dejado como un inepto a Quique Setién.

"¿De qué tiene miedo (Griezmann), de un chaval que mide 1,50 y que es medio autista? Lo único que tiene que hacer es echarle cojones en algún momento. "Hace un año que se viene diciendo que tiene un problema con Messi. Tiene que darle un tartazo en la cara", ha afirmado.

No obstante, Dugarry también guardaba munición para su compatriota: "Es cierto que Messi podría darle más pases, pero sinceramente no me sorprende. Griezmann pierde balones, juega con la pierna encogida. Griezmann debería hablar con Messi para solucionar el problema".

En cuanto a Setién, el exdelantero está totalmente seguro que no tiene ningún problema con Antoine, pero piensa algo peor: que el puesto le viene muy grande. "Es un entrenador que patina totalmente. Setién es buena gente, pero no tiene el nivel. No sabía a quién cambiar. Cambió a Sergio Busquets en el 85 para meter a Ansu Fati y lanzó a Griezmann en el 90. No era algo contra Griezmann. Es que no sabe cómo hacer jugar a su equipo. Está superado", ha contado.

El único que no se había pronunciado hasta ahora era el propio Griezmann, que anoche subió una enigmática fotografía con su mujer. ¿Se estará riendo de la situación?

https://twitter.com/AntoGriezmann/status/1278433714721239040?s=20
Comenta esta noticia