06 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Europa prevé una caída de matriculaciones del 25%

Las ventas de automóviles en el Viejo Continente podrían cerrar 2020 con una caída incluso superior por la crisis provocada por la COVID-19, lo que significará volver a niveles de 2013.

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) espera que, por la COVID-19, las ventas de vehículos en Europa caigan un 25 % este año, hasta los 9,6 millones de unidades, frente a los 12,8 millones que se matricularon en 2019.

En lo que va de año, el mercado del automóvil en la Unión Europea (UE) ha sufrido una contracción del 41,5 %, aunque la patronal espera que la situación se modere "hasta cierto punto" en los próximos meses conforme se levantan las medidas de confinamiento por el coronavirus en el continente.

Con todo, el volumen de ventas se situaría en su nivel más bajo desde 2013, cuando la industria venía de acumular seis años consecutivos de declive tras la crisis financiera de 2008, en tanto que, en términos porcentuales, la caída del 25 % es la mayor registrada hasta ahora en Europa.

A principios de año, la patronal esperaba un descenso del 2 % de las ventas en 2020.

La industria del automóvil en Europea emplea a 13,8 millones de personas (el 6,1 % del total de puestos de trabajo en la UE), genera un superávit comercial de 84.400 millones de euros y una recaudación por impuestos de 440.400 millones.

La fusión PSA-FCA en el punto de mira

Ante este escenario, la Comisión Europea (CE) ha anunciado este miércoles la apertura de una investigación en profundidad a la fusión propuesta por el grupo ítaloestadounidense Fiat Chrysler (FCA) y el francés PSA (Peugeot, Citroën, DS y Opel/Vauxhall) que crearía el cuarto coloso automovilístico del mundo.

El Ejecutivo comunitario tendrá ahora 90 días, hasta el próximo 22 de octubre, para tomar una decisión, aunque ya ha explicado que la apertura de una investigación en profundidad no prejuzga su resultado.

Lo que le preocupa es que la operación entre estas empresas pueda reducir la competencia respecto a los vehículos comerciales ligeros (furgonetas) de menos de 3,5 toneladas en el Área Económica Europea (AEE) y, más específicamente, hasta en 14 países de la Unión Europea (UE) y en el Reino Unido. En muchos países, tanto PSA como FCA son líderes en el mercado de las furgonetas o camionetas y la CE cree que la fusión "eliminaría a uno de los principales competidores".

A Bruselas le preocupa que la transacción propuesta pueda reducir significativamente la competencia para ciertos tipos de vehículos comerciales ligeros en España, Bélgica, Croacia, Chequia, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Lituania, Luxemburgo, Polonia, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia y el Reino Unido. PSA y FCA decidieron no remitir a la CE compromisos durante la investigación inicial, que respondieran a las preocupaciones iniciales de la Comisión, recordó el Ejecutivo comunitario.

La respuesta de ambos grupos es que siguen adelante con su intención de crear el cuarto grupo automovilístico mundial y tenerlo listo para el primer trimestre de 2021. En una declaración conjunta, han afirmado que seguirán cooperando con la Comisión Europea para responder a las cuestiones que les plantee "en el mismo espíritu constructivo que ha definido el proyecto de fusión desde el principio".

Según explica, avanzan -como estaba previsto- en los preparativos para su unión, ya que ya han obtenido el visto bueno de las autoridades de la competencia de países como Estados Unidos, China, Japón o Rusia. FCA y PSA comunicaron en octubre de 2019 una fusión obtener sinergias de 3.700 millones de euros (más de 4.000 millones de dólares) anuales, ventas de 8,7 millones de unidades (el 9,5 % del total global) y una capitalización de unos 45.000 millones de euros (48.800 millones de dólares).

Comenta esta noticia