21 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una diputada andaluza defiende a Escudero y los amigos de Rufián la linchan

Ana Mestre ha hecho un llamamiento contra la falta de respeto y el machismo del diputado independentista y a cambio ha recibido un aluvión de ataques en las redes sociales.

La mala educación y el desplante machista de Gabriel Rufián no solo sigue careciendo de una reprimenda en masa, sino que cualquier crítica a su bochornosa conducta en el Congreso es replicada con saña por sus seguidores.

La última en sufrirlo ha sido la diputada del PP en el Parlamento andaluz Ana Mestre, que condenó el comportamiento deplorable del diputado independentista con su compañera Beatriz Escudero y ha tenido que soportar a cambio un alud de ataques en las redes sociales.

 

Como se recordará, durante la última sesión de la comisión de investigación sobre la supuesta  financiación ilegal del PP, el parlamentario de ERC le reprochó a Escudero, vicepresidenta de dicha comisión, que actuara como "palmera" de Francisco Álvarez Cascos, que en ese momento estaba sometiéndose a las preguntas de los diputados. Además, le guiñó un ojo, lo que dio lugar a que ella abandonara la sesión tras llamarlo "imbécil".

"Contra la falta de respeto, el desprecio y el machismo. A favor de la dignidad, el respeto a la libertad de pensamiento y a las personas como Beatriz Escudero", escribía y narraba en un vídeo colgado en Twitter la parlamentaria nacida en Jerez de la Frontera:

Al instante le comenzaron a llover las críticas y ataques en la misma red social, acusándole de falso feminismo y de querer tapar la corrupción de su partido, como los que siguen:

Sea como fuere, no se han producido expresiones de solidaridad con la diputada Escudero, más allá de las que han aportado Mestre o las diputadas del PP en el Congreso, que cerraron filas con ella en una comparecencia ante los medios.

Escudero dijo entonces que va a pedir amparo por lo sucedido a la Mesa del Congreso y denunció que no se lo dieran ni el presidente de la comisión de investigación ni las dos diputadas de PSOE y Unidos Podemos que había en la sala cuando se produjo el rifirrafe. "No podemos tolerar que a las mujeres que están ejerciendo su trabajo se les llame palmeras o floreros o se les guiñe un ojo", insistió. "¿Las mujeres del PP somos de otra categoría? ¿No merecemos su apoyo?", se preguntó.

Comenta esta noticia
Update CMP