15 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cuando Alfred conoció a Amaia y España entera se paralizó de pavor

Los trinos del día, a veces melódicos y a veces rebuznos, abarcan todas las modalidades: unos irritan, otros indignan y otros divierten. Juntos, resumen la actualidad de una forma peculiar.

 

 

Inda, Iglesias y los "cantantes de mierda"

 

Eurovisión lo es todo. O mejor dicho, Amaia y Alfred lo son todo, desde la nada de ese cuarto puesto por la cola que ha emocionado a Podemos y soliviantado al resto de España. ¿Y por qué ese enfado si, al lado del dueño del gallo más pletórico de la historia, el pobrecillo del año pasado, los representantes españoles hasta salen bonitos en la clasificación?

La cosa tiene que ver con las pasiones independentistas de él, resumidas en una incesante hemeroteca de esteladas y cantos a favor de la secesión que, claro, cantan por soleares cuando luego vas a ir de representante del país damnificado. Y se remató, antes de los gorgoritos rebozados en melaza de la pareja, con el regalo a ella de un libro titulado "España es una mierda" que quintuplicó la indignación y provocó, al conocerse el fracaso, tuits como éste de nuestros colegas de Okdiario:

 

 

Como Podemos sostuvo lo contrario y Pablo Iglesias y Eduardo Inda se llevan peor que Churchill y Hitler durante los bombardeos de Londres; la jornada dominical estuvo colapsada por los mensajes de apoyo o de crítica al político o al periodista, según el barrio. Y ahí quedó todo: nadie con autoridad se ha dignado a aclarar si, para el futuro, se va a seguir considerando razonable que vaya en nombre de España alguien que no se cree nada de España. Y que encima palma ostentosamente.

 

Un faixiste en la Generalitat

 

Twitter también se ha volcado, y no precisamente para aplaudir, con Quim Torra, cuyos tuits contra España y los españoles serían invalidantes en casi cualquier democracia del mundo, con la excepción de Cataluña. Imagine cualquiera que, en lugar de a un español, se hubiera dirigido así a un francés, un chino, un musulmán o una mujer. Al parecer, allí se puede ser xenófobo, supremacista, muy bruto y además presidente, gracias a la CUP, el partido de extrema izquierda con cuya abstención va a'mandar' en Cataluña un señor de la extrema derecha que, como él mismo reconoce, no será más que un testaferro de Puigdemont:

 

 

Otro apoyo estelado para Alfred

 

Y aunque prometíamos despedirnos sin citar de nuevo a Eurovisión, ha sido imposible. El responsable, Dyango, aquel cantante que sigue vivo y coleando, entre suspiro y suspiro por una Cataluña independendiente. Esto dijo ya hace un par de años: ""Soy independentista. No sé desde cuando, no podría calcularlo ni pensarlo. Se lleva en la sangre, no se puede evitar".

Pues bien, el artista quiso ayudar a La Cenicienta y su Príncipe que, en realidad, no les hace mucho bien: no deja de ser un respaldo de lo más estelado que Alfred, por desconocimiento o con premeditación, retuiteó a lo loco:

 

Comenta esta noticia
Update CMP