20 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

A BMW se le atraganta el tercer trimestre

El fabricante alemán redujo en los tres primeros trimestres del año el beneficio neto un 8,7 %, hasta 5.788 millones de euros. Un entorno económico y político tan volátil y la WLTP la causa.

El Grupo BMW ha informado de que la caída del beneficio neto fue en el tercer trimestre mucho mayor, de casi el 24 % y de 1.405 millones de euros, unas cifras que son consecuencia de los problemas en la implementación de los nuevos estándares de emisiones, provisiones para llamadas a revisión, así como por los aranceles que se han impuesto EEUU y China respectivamente.

El resultado operativo neto (Ebit) empeoró en los nueve primeros meses del ejercicio un 11,2 %, hasta 7.224 millones de euros. La facturación se redujo en el mismo periodo a 72.460 millones, un 1,2 % menos que en los tres primeros trimestres de 2017.

“La orientación hacia el futuro tiene una prioridad absoluta. Miramos hacia delante y establecemos las bases del éxito en el futuro”, ha afirmado el presidente de BMW, Harald Krüger, al presentar las cifras. 

Krüger calificó las actuales condiciones de oportunidad para llevar adelante la empresa y dijo que invierten en las tecnologías del futuro pese al entorno volátil. Sus ventas de automóviles subieron hasta septiembre a 1.834.810 unidades (+1,3 %) pero las de motos bajaron a 126.793 unidades (-0,8 %).

Comenta esta noticia