Un valenciano recoge 77.000 firmas para que el Gobierno frene las apuestas

La ludopatía provoca en España cientos de suicidios

La ludopatía provoca en España cientos de suicidios

Ha creado una campaña en Change.org para pedirle al presidente del Gobierno que cumpla su compromiso y apruebe el decreto contra la ludopatía, propuesto desde octubre en el Congreso.

Se llama Rafa Gorgues, es valenciano, tiene 32 años y ha sido ludópata. 

"Tocó fondo", como él mismo dice, el día en el que se conectó a Internet y apostó 500 euros en un partido de tenis de mesa, a favor de dos jugadores que ni siquiera conocía. Los perdió y, en ese momento, se dio cuenta de que "tenía un problema y que tenía que salir de ahí urgentemente".

Por culpa de las apuestas, Rafa empezó a acumular deudas y no supo cómo gestionar todo lo que vino después. Lo perdió todo: su dinero, su trabajo, sus amigos, e incluso sus ganas de seguir viviendo. Pensé en suicidarse y decidió entonces contar a sus padres lo que  le estaba pasando. Gracias a su familia y al apoyo de sus terapeutas, salió "de ese infierno" unos años después.

Concienciado del problema de la ludopatía y de las graves consecuencias que tiene, especialmente para la juventud, este valenciano ha creado una campaña en 'Change.org' para pedirle al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que cumpla su compromiso y que apruebe ya el decreto contra la ludopatía, que está propuesto desde octubre en el Congreso de los Diputados.

Ya ha recogido más de 74.000 firmas, pero necesita 500.000 para poder trasladar su petición. Incluso, se ha desplazado ante la Oficina del Defensor del Pueblo en Madrid para solicitarle que inste a Pedro Sánchez a firmar el decreto lo antes posible y frenar las apuestas. 

Rafa Gorgues en la Oficina del Defensor del Pueblo en Madrid

El juego facturó el pasado año 13.317 millones de euros

Jugar es legal. Sólo el juego por Internet genera 250.000 empleos y facturó el año pasado 13.317 millones de euros (el 1,14% del PIB), según la Asociación Española de Juego Digital, y aportó 150 millones al Estado.

Para la mayoría, un full de poker o una apuesta de fútbol son un rato de intriga que no marca su vida. Pero para casi medio millón de personas (el 0,9% de la población ha sufrido juego patológico) jugar no es un juego es ser "esclavo del juego", como le sucedió a este valenciano.

El Pacto presupuestario entre el Gobierno y Podemos busca "proteger de la adicción a las apuestas y los juegos de azar y la ludopatía", pero el decreto contra la ludopatía aún no se ha firmado. Según la moción aprobada en el Congreso de los Diputados, el decreto debe contemplar, entre otras medidas: la regulación de la publicidad sobre apuestas y juegos; la difusión de campañas de prevención, información y concienciación dirigidas a los jóvenes; la asistencia psicosocial dentro del Marco de la Estrategia de Prevención contra las Drogas; la elaboración de estudios periódicos sobre incidencia de adicción a las apuestas; y medidas para la prohibición voluntaria del acceso a centros de juego.

De momento, Rafa Gorgues sigue necesitando firmas y tú puedes ayudarle. Su valentía le hace estar "plenamente convencido de que un Gobierno como el de Pedro Sánchez, calificado de progresista, no va a dejar tirados en la  cuneta a miles y miles de jóvenes que cada día caen en las redes de esta epidemia de las apuestas", concluye el joven vaenciano.

Comenta esta noticia
Update CMP