07 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Europa deja en evidencia a Sánchez y su cordón sanitario: Vox no será vetado

El Parlamento Europeo destroza la estrategia del PSOE contra la "ultraderecha" al permitir que Vox vicepresida una de las Comisiones más relevantes para España.

Europa ha derribado la principal estrategia de Pedro Sánchez para dinamitar al centroderecha, bloquear a la oposición e impedir los acuerdos entre el PP, Cs y Vox: el cinturón sanitario que intenta imponer al partido de Santiago Abascal, tildado de "ultraderechista", para aislarle y evitar con ello toda alternativa a su actual dominio político.

Y lo ha hecho de una manera contundente: admitiendo que una eurodiputada de Vox se convierta en vicepresidenta de una de las comisiones clave para España en el Parlamento Europeo, la de Agricultura.

El veto a Vox también se ha intentado trasladar a Bruselas y Estrasburgo, con el impulso de los socialistas europeos y el respaldo de verdes y liberales, pero ha embarrancado con el mismo argumento que Abascal esgrimió ante Sánchez en el debate de investidura: Vox no está en el grupo europeo ni de Le Pen ni de Salvini, sobre quienes sí pesa ese aislamiento.

 

Su alineamiento con los Conservadores y Reformistas, el grupo donde también está el PP o el partido de los británicos Boris Johnson y Theresa May hasta que culmine el Brexit, ha sido determinante para que Mazaly Aguilar acceda a un cargo que los socialistas querían reservar para la española Clara Aguilera, finalmente derrotada, por 27 votos a favor de su rival, 20 para ella y una abstención

Ya el pasado 10 de julio, cuando se celebró la sesión constitutiva de la comisión europarlamentaria, Aguilar quiso defender su candidatura a la tercera vicepresidencia, pero la votación quedó aplazada a petición de socialistas, liberales y verdes.

Un reparto ya previsto

Cada nueva legislatura, los grupos preparan un reparto tentativo de las presidencias y vicepresidencias de las distintas comisiones europarlamentarias en base a la ley d'Hondt, aunque luego este reparto debe ser sometido a votación cuando se constituye cada comisión.

Estas votaciones respetan el esquema provisional a modo de acuerdo tácito, pero ya en legislaturas anteriores los principales partidos actuaron para frenar la llegada a estos puestos de eurodiputados de extrema derecha del grupo Europa de las Naciones y las Libertades (ENF), en el que entonces se situaba el partido de Le Pen.

Europa no considera ultraderechista a VOX y no le extiende el aislamiento que sí mantiene con Le Pen o Salvini

En esta ocasión, las principales familias políticas acordaron imponer un 'cordón sanitario' al partido de ultra derecha Identidad y Democracia, que lideran la Liga italiana de Salvini y la Reagrupación Nacional de Marine Le Pen, para evitar que eurodiputados extremistas ocuparan cargos de responsabilidad en la institución. Algo que, por cierto, Vox rechaza frontalmente.

El 'cordón sanitario' que decidieron aplicar las principales familias, sin embargo, no afectó a los Conservadores y Reformistas Europeos, porque no lo ven como un grupo ultra, aunque liberales y socialistas abogaron por aplicar un veto "selectivo" a algunos de sus eurodiputados con perfiles que consideran de derecha radical o eurófobos.

En el caso de los liberales de Renovar Europa, su ambición era impedir que llegaran a ninguna presidencia o vicepresidencia de comisiones los polacos del ultraconservador Partido Ley y Justicia (PiS). Para los socialistas, sin embargo, tenían como prioridad frenar a Vox y a la exprimera ministra polaca del PiS Beata Szydlo.

 

El también eurodiputado de Vox Hermann Tertsch ha celebrado a través de su cuenta en Twitter la elección de su compañera en la tercera vicepresidencia de la comisión parlamentaria, al tiempo que ha acusado al PSOE de emplear una "maniobra torticera" para frenar a Aguilar.

¿Cordón en España?

"El parlamento europeo en su comisión de agricultura humilla a los socialistas españoles que querían violar otra vez la ley D'Hondt y sabotear la candidatura correspondiente a Mazaly Aguilar, eurodiputada de Vox. Aguilera del PSOE se postuló y se pegó la torta. Vox 27 PSOE 20", ha valorado Tertsch.

Lo relevante ahora es que Vox se carga de un poderoso argumento, también válido para PP y Cs en sus negociaciones a tres bandas: si Europa no acepta el discurso de Sánchez, ¿cómo se va a intentar mantener ese veto en España?.

Comenta esta noticia
Update CMP