14 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Begoña Gómez en Las Marismillas: la historia que tiene conmocionada a Ana Pastor

Pedro Sánchez y Begoña Gómez

Pedro Sánchez y Begoña Gómez

Moncloa desmiente el bulo de la semana, pero el rumor arrecia y provoca estas reacciones en la prensa, tan antagónicas como sus ilustres firmantes.

 

 

La supuesta presencia de Begoña Gómez en el Palacio de las Marismillas, y las costosa visitas en helicóptero de Pedro Sánchez para reunirse con ella en cuanto puede, vienen siendo la comidilla desde hace semanas. 

Al principio del confinamiento situaron a la mujer del presidente, enferma de coronavirus como su propio padre y su suegra, en un pueblecito de Cuenca, estimulándose las críticas más feroces, entonces y ahora, por haberse saltado con todo ello el confinamiento.

Nadie ha podido demostrar que algo de ello sea cierto, y de manera oficial lo ha negado la mismísima Moncloa, harta de lo que considera una mera intoxicación para dañar la imagen del jefe del Ejecutivo. Pero nada de ello ha parado la polémica.

 

Al contrario al saltar de la rumorología y las redes sociales al terreno público de personalidades con autoridad que, para desmentirla o ampliarla, la han comentado. El desmentido más rotundo ha sido el de Ana Pastor, que se ha servido del verificador de su propiedad, Newtral, para desmontar el bulo hasta donde ha podido:

"Moncloa asegura que es FALSO que Begoña Gómez haya salido de Madrid y que haya ido a Doñana. Niegan que la mujer del presidente del Gobierno esté actualmente en Las Marismillas, una finca de titularidad pública situada en el Parque Natural de Doñana, en ocasiones usada por presidentes durante periodos vacacionales, o para recibir visitas de altos mandatarios", asegura.

SIn embargo, otro ilustre comunicador, el exdiputado Juan Carlos Girauta, ha dado por cierta la noticia, publicando además un demoledor mensaje que deja muy clara su escasa simpatía por la pareja presidencial:

 

 

Lo cierto es que este asunto ha traspasado el ámbito de las redes sociales, donde caben todas las barbaridades para disgusto de todos. Y que por ello, aunque tenga todo el aspecto de ser un bulo mayúsculo, no estaría de más un desmentido más detallado de la Presidencia: por ejemplo, negando que en estos días haya subido en el palacio de Doñana el gasto en personal y suministros. Y así el tema se zanjará del todo.

Comenta esta noticia