26M. La hora de la verdad para Compromís

Compromís va a perder fuerza en el Consell salvo que el PSOE le necesite en los ayuntamientos. En la coalición tachan de 'elucubraciones nocturnas' que Mónica Oltra pueda irse de ministra.

Compromís va a perder fuerza en el Consell salvo que el PSOE le necesite en los ayuntamientos, en donde ya no son los únicos socios posibles porque Ciudadanos -que ya podía pactar con los populares- ha levantado el veto a los socialistas en los municipios.

Una de las lecturas con los datos del 28A en la mano es la de que Joan Ribó ha sostenido a Compromís. Cuando pase el 26M sabremos si Compromís hunde a Joan Ribó. Y de paso a los nacionalistas en su conjunto.

No olvidemos que de este 28A se desprenden dos conclusiones negativas para los de Mónica Oltra. La primera, que han perdido toda la influencia que pudieran haber tenido estos últimos cuatro años en Madrid, parafraseando a Rocío Jurado, 'de tan poco usarla'. De sus 4 diputados sólo va a sobrevivir Joan Baldoví. La segunda, que en las autonómicas han tenido 2 puntos menos de respaldo que en 2015. Luego algo no han hecho bien en el Consell.

De momento la coalición aguanta en la ciudad de Valencia, situada como primera fuerza por escaso margen. Y eso compensa desastres como el de la provincia de Alicante, que es en donde peor encaje tienen las políticas lingüísticas y educativas del conseller Vicent Marzà. El desgaste 'radical' que Marzá supone para Ximo Puig lo sabe bien el president, independientemente del aprecio personal que sienta por el maestro castellonense.

Lo normal es que el president reduzca el número de consellerías de Compromís, que ahora son cinco: la de Igualdad de Mónica Oltra, la de Educación, y las de Economía, Medio Ambiente y Transparencia. Hagan apuestas. Podemos también va a querer su parte del pastel, por qué no Transparencia que tiene un conseller que ya ha dicho que no quiere repetir. Le pega bien.

Las primeras quinielas apuntan a que los socialistas con plaza asegurada en el Consell son Puig, Gabriela Bravo y Ana Barceló. También Oltra y Marzà se quedarían, aunque quizá no con las mismas competencias que hasta ahora.

Paralelamente, Pedro Sánchez tiene que formar Gobierno. A poder ser con aroma a Podemos pero sin Podemos, según se desprende de las primeras declaraciones del entorno del presidente. Un próximo a Mónica Oltra considera “elucubraciones nocturnas” la posibilidad de que la líder se vaya a Madrid.

De todas formas, las negociaciones en Valencia, según el president, no comenzarán hasta la semana que viene. Y las de Madrid no han alcanzado la fase de tanteo. El 26M está demasiado cerca. Y lo decidirá todo.

 

Comenta esta noticia
Update CMP