22 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez toma represalias y prohíbe a conocidos susanistas ir a La Sexta y Cuatro

Susana Sumelzo, este viernes en Espejo Público.

Susana Sumelzo, este viernes en Espejo Público.

Los diputados afines a Díaz ya se tientan la ropa en el Congreso ante el golpe de mano que prepara el fortalecido secretario general. Tres mujeres van a "vender" el nuevo PSOE.

Pedro Sánchez acelera para recuperar su discurso y su visibilidad en el PSOE. Después de pedir este jueves a Antonio Hernando que permanezca tres semanas más en la dirección de su Grupo Parlamentario para garantizar la transición y mientras José Luis Abalos prepara su intervención en el debate sobre la moción de censura de Podemos, el reelegido secretario general regresó este viernes al Congreso para presidir la reunión de sus diputados, mayoritariamente hostiles a su proyecto y leales a Susana Díaz.

Sin embargo, como hizo tras el 21-M con los barones autonómicos, Sánchez no está dispuesto a hacer concesiones y reclama "absoluta lealtad" a sus 84 parlamentarios. Y está dispuesto a dirigir el grupo con mano de hierro con sus 15 leales en el Hemiciclo. Para ello, para evitar la "duplicidad" de mensajes, el equipo de líder y su mano derecha, Adriana Lastra, han tomado una primera decisión: apagar las voces del susanismo.

Dos son las obsesiones del nuevo líder: los elegidos para ser los rostros visibles de la nueva etapa en televisión y unificar el discurso PSOE en las redes sociales, convertidas durante la campaña en un auténtico campo de batalla.

La primera víctima de la "venganza" del pedrismo ha sido el concejal socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Antonio Miguel Carmona, uno de los dirigentes más mediáticos. Pues bien, este pasado lunes, durante la reunión de la ejecutiva del PSM, una de las representantes del sector de Sánchez llegó a tomar la palabra para denunciar la "sobreexposición" de Carmona en los medios. Dicho y hecho, el equipo del secretario general ya le ha trasladado su mensaje: prohibido hacer declaraciones públicas hasta nueva orden.

Mientras, el dúo Sánchez-Lastra ya ha hecho la elección de un puñado de fieles para que inicien una ronda para vender el nuevo PSOE. La aragonesa Susana Sumelzo, que este viernes participó en Espejo Público con una entrevista con Susanna Griso, es una de las elegidas. También va a ser habitual la presencia en los programas políticos de Margarita Robles y Zaida Cantera.

Por contra, la mordaza va a recaer sobre algunos diputados que han sido entusiastas del susanismo o leales a la Gestora. Entre los primeros el propio Antonio Hernando, Eduardo Madina y el expresidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda. Todos ellos han sido, en el último año, los rostros televisivos del PSOE. Y junto a ellos otros dos habituales: Rafael Simancas y Pedro Saura.

Según ha sabido ESdiario de fuentes socialistas, entre la mayoría de diputados hay una honda preocupación por estos hechos y se comparan con la purga que Pablo Iglesias realizó con los errejonistas tras derrotar a su número dos en Vistalegre. Entonces, los rostros mediáticos de Podemos -el propio Errejón, Juan Pedro Yllanes o Carolina Bescasa- fueron silenciados.

Comenta esta noticia
Update CMP