29 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

7 razones por las que debemos incluir los champiñones en nuestra dieta sí o sí

Baratos y versátiles, los champiñones tienen además muchísimos beneficios para nuestra salud. ¿Quieres conocerlos?

Quizá los champiñones ya formen parte de tu lista de la compra habitual: son un acompañamiento muy socorrido, forman parte de multitud de recetas, no son caros y su sabor gusta prácticamente a todo el mundo. Lo que a lo mejor desconoces es que este humilde hongo tiene  propiedades que lo convierten en un alimento que no puede faltar en tu mesa sea cual sea tu edad y la de tu familia. Toma nota:

 

Protege nuestro corazón

La causa hay que buscarla en su riqueza en potasio, un mineral que previene el endurecimiento de las arterias y minimiza considerablemente el riesgo de padecer un íctus ya que reduce la presión sanguínea. 

 

Baja los niveles de colesterol "malo"

Por un lado estamos hablando de un alimento que no tiene absolutamente nada de colesterol, así que si tienes un problema relacionado con este lípido, puedes tomar champiñones con toda tranquilidad; por otro lado, contiene vitamina B5 que ayuda a combatir el colesterol "malo" y los triglicéridos. 

 

Mantiene nuestros huesos fuertes

Las setas en general y el champiñón en particular, son el único alimento no animal que contiene cantidades sustanciales de vitamina D biodisponible que es la que ayuda al cuerpo a asimilar el calcio que consumimos con otros alimentos, por ejemplo con los lácteos. La falta de esta vitamina puede provocar osteoporosis o agravar la que ya tenemos, de ahí que sea muy importante sobre todo en las mujeres durante el embarazo o después de que aparezca la menopausia. Un consejo: si quieres incrementar aún más la dosis de esta vitamina, expón tus champiñones frescos durante 10 minutos al sol.

 

Fortalece el sistema inmunitario

Los champiñones son ricos en selenio, un potente antioxidante que mantiene en forma las defensas de nuestro organismo tan necesarias en estos tiempos. Además nos ayuda a mejorar el aspecto de nuestra piel ya que combate la oxidación de las células. 

 

Previene el cáncer

Ya hace 15 años que la Universidad de Pensilvania publicó un estudio que revelaba que el champiñón tiene diez veces más ergothioneína que el germen de trigo y cuatro veces más que el hígado de pollo, alimentos de los que hasta ese momento se creía que tenían las mayores concentraciones de este antioxidante que evita que las células se descontrolen formando tumores.

 

Nos protege de la diabetes

Gracias a su alto contenido en fibra y a su bajo nivel glucémico no solo nos ayuda a prevenir esta enfermedad, también es muy recomendable para quienes ya la padecen para quienes ya la padecen.

 

Reduce los niveles de ansiedad y previene la caída del cabello

Aunque parezca mentira, el humilde champiñón tiene más vitaminas y minerales de los que ya hemos mencionado. Su contenido en vitamina B1 actúa sobre el sistema nervioso, pero además al contener cinc y sobre todo  cobre, aumenta la cantidad y calidad de nuestro pelo.

 

Resumiendo:

Una ración de 100 gr de champiñones fresco nos aportan

-418 mg de potasio, o lo que es lo mismo, la cuarta parte de la cantidad diaria que necesitas 

-  El 15% de vitamina B5 recomendada al día

- Más del 50% de la ingesta diaria que necesitas de vitamina D.

- El el 15% de selenio que necesitamos diariamente

- 6 mg de ergothioneína

- El 7% de la fibra recomendada cada día

- Menos de un 2% de calorías. 

 

 

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP