El Hospital IMED Valencia a la vanguardia en cirugía de cáncer ginecológico

El hospital IMED Valencia centra su servicio en el paciente

El hospital IMED Valencia centra su servicio en el paciente

La implementación del 5G y la realidad virtual permitirá en el futuro operar a pacientes complejos que estén en otros hospitales en cualquier parte del mundo.



El Dr. Lucas Minig y el equipo de ginecología del Hospital IMED Valencia han realizado una histerectomía radical y linfadenectomía mediante cirugía robótica (extirpación del útero y los ganglios linfáticos), abriendo una puerta en la ciudad de Valencia a esta línea de tratamiento del cáncer ginecológico, que se sitúa a la vanguardia de los principales centros a nivel mundial. A pesar de la complejidad de la operación, la paciente ha recibido el alta menos de 24 horas después de la intervención gracias a la gran precisión que aporta el robot Da Vinci, cuyo mínimo impacto sobre los tejidos corporales permite una mejor recuperación postoperatoria.

Desde hace unos meses IMED Valencia realiza cirugías robóticas ginecológicas con el robot Da Vinci, convirtiéndose así en el primer hospital privado de la Comunidad Valenciana en realizar este tipo de intervenciones. El Dr. Lucas Minig, Jefe de Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital IMED Valencia, y que realiza cirugías robóticas ginecológicas desde el año 2011, ha llevado a cabo estas intervenciones que suponen un adelanto respecto a la cirugía laparoscópica aplicada normalmente a este tipo de cirugía.

“La cirugía robótica mínimamente invasiva representa la evolución tecnológica de la cirugía laparoscópica convencional y permite realizar prácticamente todo tipo de intervenciones relacionadas con los órganos genitales internos de la mujer”, señaló el Dr. Lucas Minig. Sin embargo, por ahora “su uso está reservado para aquellas cirugías de alta complejidad que requieran de una gran precisión como pueden ser el cáncer de cérvix, el de útero y el de ovarios”.

El robot Da Vinci

El robot Da Vinci permite al cirujano realizar la intervención a través de 4 brazos mecánicos de gran precisión que son dirigidos por el propio Doctor que cuenta con el apoyo de una cámara con visión en 3D que se introduce en el interior del paciente. La gran movilidad de los instrumentos endoscópicos permite realizar movimientos intra-corpóreos en todos los sentidos del espacio con una seguridad y precisión mayor que el de la mano humana por lo que el traumatismo sobre los tejidos es menor.

Esta alta precisión de movimientos también reduce considerablemente el dolor postoperatorio y la recuperación postquirúrgica del paciente permitiendo un rápido retorno a la actividad rutinaria. Este tipo de intervención es menos invasiva también desde el punto de vista estético y reduce el riesgo de infecciones y otras complicaciones postoperatorias. 

Para el Dr. Minig las posibilidades de la cirugía robótica en el futuro se multiplicarán con la implementación del 5G y la realidad virtual. “Seremos capaces de operar a pacientes complejos que estén en otros hospitales en cualquier parte del mundo y que dispongan de la misma tecnología. El paciente, ya no tendrá que desplazarse hacia otras ciudades, serán los doctores los que operen desde la distancia, asistidos por profesionales en su centro hospitalario”.

Comenta esta noticia
Update CMP