24 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Casado mira a Cataluña de nuevo

El presidente del PP reunirá en Barcelona a la cúpula de su partido en vísperas del Día de Cataluña, una celebración que, a su juicio, ya solo es una excusa para la exaltación separatista.

"Hasta aquí hemos llegado", parece haberse dicho el PP con respecto a la situación en Cataluña, sumida en una profunda crisis política, institucional y ya también social que conmueve los cimientos de la convivencia gracias al independentismo.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha convocado en Barcelona la primera reunión del curso de la Junta Directiva Nacional del partido el próximo 8 de septiembre, en vísperas, ha dicho, de la "festividad xenófoba" de la Diada, que se celebra el 11.

 

Casado, queanunció la fecha en un acto en Logroño esta semana, ha explicado que coincide también con el aniversario de la aprobación en el Parlamento de Cataluña de las leyes de desconexión los días 6 y 7 de septiembre del año pasado, poco antes de aprobar la declaración de independencia de Cataluña.

El presidente 'popular' ha cargado contra la celebración de la Diada, jornada que se ha convertido a su juicio en una festividad xenófoba en la que "se insulta a los constitucionalistas y se enarbolan símbolos de aquellos que quieren romper España".

Con esta convocatoria, Casado quiere dejar claro que para el PP es crucial la recuperación de la libertad y la cohesión en Cataluña

El dirigente 'popular' ya organizó en Barcelona la primera reunión del Comité Ejecutivo Nacional del nuevo PP, el surgido del congreso de julio, y lleva de nuevo a la ciudad condal la primera Junta Directiva Nacional.

Mensaje a la sociedad catalana

Esta convocatoria de nuevo en Barcelona deja claro que Cataluña es una prioridad para el PP en este curso, la defensa de unidad de España y la recuperación de la libertad y la cohesión en Cataluña, según las propias palabras de Casado, que quiere lanzar "un mensaje inequívoco" a la sociedad catalana.

 

La presencia de la cúpula del PP nacional en Cataluña llega además en plena polémica por la colocación y retirada de lazos amarillos de las calles. Este misma semana, Casado había expresado su apoyo "a todas las personas que quieran retirar lazos amarillos, que son un insulto a la democracia y al Estado de derecho".

Comenta esta noticia
Update CMP