25 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez también hace un desprecio al Senado y lleva dos meses sin rendir cuentas

Pedro Sánchez, este lunes en el Senado. Para su "operación imagen", sí; para rendir cuentas ante la oposición, no.

Pedro Sánchez, este lunes en el Senado. Para su "operación imagen", sí; para rendir cuentas ante la oposición, no.

Después de plantar al Congreso en la defensa de su estado de alarma, el presidente ha comunicado a la Cámara Alta que también se borra allí de la próxima sesión de control.

Convertir el Parlamento en el centro neurálgico de la actividad de su Gobierno. Ese fue el gran compromiso de Pedro Sánchez durante su discurso en la moción de censura contra Mariano Rajoy en materia de regeneración democrática. Pero de las palabras a los hechos, lo cierto es que el inquilino de La Moncloa no deja de confirmar un día sí y otro también su alergia a rendir cuentas en el Parlamento.

Se ha demostrado con su estado de alarma de seis meses con el que pretende eludir el control de las Cortes y lo saben bien en el Senado, acostumbrado a los continuos plantes del jefe del Ejecutivo.

Sánchez vuelve a plantar a la Cámara Alta, en la que no comparece desde el pasado 8 de septiembre. El líder del PSOE tampoco asistirá al Pleno que se celebra la semana que viene, según ha confirmado el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes a la Mesa del órgano que preside Pilar Llop. El Partido Popular ha denunciado las "reiteradas ausencias" del jefe del Ejecutivo a estas sesiones de control.

Desde aquel entonces, encadenado varios plantones y ha justificado por diversos motivos su ausencia en las sesiones de control que se celebran cada quince días . En la última sesión, el jefe del Ejecutivo no acudió porque se encontraba en una reunión bilateral con el Gobierno de Italia.

 

Sánchez el pasado 8 de septiembre, en su última comparecencia en el Senado. Lo hizo para explicar su hoja de ruta para el nuevo periodo de sesiones. Desde entonces, ha plantado a los senadores.

 

En este caso, según ha explicado Maroto, Sánchez también tiene agenda internacional, aunque ha denunciado que durante estos dos meses, el jefe del Ejecutivo no tenía "explicación" para ausentarse de las sesiones de control.

Por su parte, la vicepresidenta de la Cámara, la socialista Cristina Narbona, ha comparecido en rueda de prensa tras la reunión de la Mesa para confirmar que Sánchez no acudirá a este Pleno. Eso sí, ha defendido la "importancia" que, a su juicio, el jefe del Ejecutivo da a la Cámara, lugar desde dónde se dirigió este lunes la XXIII Conferencia de Presidentes. Eso sí, sin el mínimo control de la oposición, una vez más.

 

Comenta esta noticia
Update CMP