Las autoridades valencianas también quieren tener Mossos

La policía autonómica catalana está de moda. Su intervención para acabar con los terroristas y ciertas lagunas preventivas ha puesto a los Mossos en el candelero.

Tan de moda están los Mossos que en la Comunidad Valenciana varios políticos se han acordado de repente de que la Generalitat Valenciana tiene desde 1992 una policía autonómica, la Policía de la Generalitat, pero compuesta por tan sólo una unidad adscrita de la Policía Nacional que no tiene competencias antiterroristas. 

El presidente de Les Corts, el nacionalista Enric Morera, daba las gracias por tuit a los Mossos, y anunciaba que “nosotros hemos de reclamar nuestra policía” porque “hemos de avanzar en el autogobierno”. Dicho y hecho, porque el Consell se ha propuesto crear una policía autonómica con los 10.280 policías locales que hay en la Comunidad Valenciana, según revelaba pocas horas después el diario Levante. El gobierno valenciano, con graves dificultades financieras, se propone así crear una fuerza de seguridad propia de bajo coste a la que los ayuntamientos serían libres de aportar sus policías locales. Para incentivarles la Generalitat pagaría la mitad del coste de seguridad de los consistorios, unos 300 millones de euros.

En esta dinámica de intentar convertir la actual Policía de la Generalitat en una policía autonómica como los Mossos o la Ertzaina, el diputado de Podemos César Jiménez ha formulado una pregunta parlamentaria al Consell mostrando su "interés en conocer cuáles son los mecanismos de coordinación del cuerpo de la policía autonómica valenciana con otros grupos de seguridad estatales o internacionales para prevenir el terror yihadista". 

Según la propia web de la Generalitat, forman parte de la actual Policía de la Generalitat los grupos de emergencias, medio ambiente, espectáculos y juego, menores y violencia de género, patrimonio, atención al ciudadano, sala del 1-1-2, y protección y seguridad. El resto de competencias policiales (entre ellas las antiyihadistas por las que pregunta Jiménez) no entran en su catálogo de atribuciones.

Graves acusaciones de un concejal a Rajoy

Mucho más agresivo que Morera, su compañero de Compromís y concejal de movilidad del Ayuntamiento de Valencia, Giuseppe Grezzi, ha tuiteado que “el gobierno de Rajoy dejó a los @mossos fuera de la inteligencia internacional. Un error que hemos pagado muy caro”. El presidente de la gestora del PP de Valencia, Luis Santamaría, ha pedido al alcalde Joan Ribó, también de Compromís, que adopte “medidas Políticas” contra su concejal. Santamaría ha criticado que esas “graves acusaciones” contra Rajoy vienen “precisamente de un partido que no se ha sumado al pacto antiterrorista”.

 

 

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP