16 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Elecciones, catarsis o inestabilidad: la verdad tras las cifras electorales

Mucho se ha analizado el comportamiento electoral de España desde abril. ¿Pero qué dicen las frías cifras de cada partido realmente? En este informe se pone la lupa en cada formación.

 

 

Tras las elecciones veremos si la “dulce derrota” del centroderecha deviene en un contrapoder territorial a Sánchez o si la “amarga victoria” no es, a falta de pactos, sino una prórroga de la inestabilidad política de los últimos dos años .

 

El desplome de Podemos

 

La pérdida de 1,5 millones de votos en las generales y 860000 votos en las municipales y autonómicas ,perder la mitad del voto en las europeas y todo el poder en los ayuntamientos del cambio es la crónica de una muerte anunciada.

Podemos ha traicionado el espíritu de los indignados del 15M : Se trataba de superar la dialéctica derecha-izquierda y representar a esa clase media acosada por el desempleo ,la precariedad y los bajos salarios; una lucha de los de "abajo contra los de arriba" contra el poder económico: ese "capitalismo de amiguetes" representado por el bipartidismo y eso lo vio ya hace tiempo Errejón cuando afirmó que "Podemos nunca debió abandonar la trasversalidad y conformarse con ser una esquina a la izquierda".

 

 

Y sin embargo tiene mucho sentido esa evolución de Podemos: frente al tradicional discurso de la defensa del Estado Social en la izquierda de Julio Anguita, Podemos ha optado por el progresismo de la "Tercera Vía" de Anthony Giddens: centrarse en las luchas de las minorías ya sea separatismos, feminismo, derechos de los inmigrantes o LGTBI cualquier cosa menos el destino de millones de desempleados, la precariedad en el empleo o los que tratan de vivir del salario mínimo.

Y eso es porque la lucha por esas minorías protegidas por lobbies no implica ningún riesgo, al contrario ,están generosamente subvencionadas ;sin embargo luchar por los derechos de desempleados implica recortar desgravaciones fiscales para multinacionales, parar las deslocalizaciones o recortar beneficios empresariales lo que sí que supone un riesgo.

No por casualidad el movimiento de 15-M estuvo dirigido y promovido por personajes vínculados a la "Open society " de Soros..una "ONG" que marca muy claramente la agenda política de la izquierda en todo el mundo: legalización del cannabis, leyes LGTBI, separatismo ,refugiados o feminismo nada que afecte a la cuenta de resultados de su patrocinador.

 

La hegemonía del sanchismo

 

La engañosa hegemonía de Sanchez con casi 4 millones de votos menos que el Zapatero de 2008 lejos de la mayoría absoluta y con un poder autonómico dividido y sin mayorías claras no deja de ser rehén también de ese "pensamiento mágico" sorosiano de imponer mediante los medios de comunicación una agenda social y política que nada tiene que ver con las necesidades reales de los españoles.

En ese sentido, Sánchez como Zapatero han creado un auténtico problema territorial en Cataluña :el primero aprobando un Estatuto inconstitucional que fue el germen de la situación actual en Cataluña y el segundo con una reforma constitucional encubierta vía cesión de competencias y autogobierno mediante la cuál España dejará de ser un Estado unitario y descentralizado para convertirse en uno plurinacional y confederal.

Poco parece importar a un partido de ámbito nacional y de izquierda cuestionar los artículos 1 y 2 de nuestra Constitución que consagra la igualdad entre los españoles y la solidaridad interregional lo que permite mantener una caja única de la Seguridad Social con las que pagar las pensiones pero de nuevo esto es una guerra cultural.

 

 

El PSOE lidera sin discusión el voto joven (169000 nuevos votantes el PSOE y 119000 Podemos) desde la propaganda y el adoctrinamiento tanto en el sistema educativo como en los medios de comunicación; así por ejemplo en 10 años en Madrid la izquierda ha aumentado sus votos en 130.000 votos y el centro derecha ha perdido 47000 votos y en Valencia ha ganado 55000 votos los mismos que pierde el centroderecha.

Los socialistas saben que mientras ellos dirijan la agenda político-mediática no tienen nada que temer: pueden tener pérdidas puntuales como la de Madrid pero la progresión es sufragios totales a lo largo del tiempo seguirá viento en popa: mejor hablar del feminismo o los LGTBI que de reducir el gasto politico para bajar impuestos a la clase media trabajadora.

 

El suflé de Ciudadanos y PP

 

Ciudadanos que ganó 1 millón de votos respecto a las últimas generales perdíó 1,5 millones y un 34 % de ese voto poco después en las locales, europeas y autonómicas perdiendo ante el PP Andalucía o Madrid.

A pesar de presumir de centralidad y de autodefinirse como "progresistas" solo el 12% de sus votantes se tienen por tales y la percepción entre el electorado es que es una formación en realidad conservadora; así solo en Cataluña, en el cinturón rojo de Barcelona, Cs es realmente un partido transversal.

Los 'soristas'

Al igual que el PSOE en lo que a valores morales se refiere Cs quiere estar en el consenso progresista (ley de memoria histórica, leyes LGTBI, feminismo, etc) y esto va a ser muy importante para las futuras alianzas que establezca el partido ya que una parte del partido partidarios de la "sociedad abierta" de Soros (Valls, Garicano) presionan a Rivera para que llegue a acuerdos con el PSOE tanto a nivel nacional como local pero la política de apaciguamiento con los separatistas de Sanchez será un obstáculo importante.

 

 

El PP es un partido en franca decadencia por un lado porque Casado ha pagado en las generales la nefasta gestión del marianismo y por otro porque el grueso de sus electores (50,4%) tienen sesenta años o más.

Tampoco clarifica mucho que en menos de un mes su discurso político pase de Cayetana Alvarez de Toledo (cerrar TV3,negar la ideología de género) a Nuñez Feijóo o Moreno Bonilla que predican exactamente lo contrario .

En un país como España sociológicamente de izquierda y a falta de un partido que se lleve votos del bloque de la izquierda a la derecha solo habría tres razones por las que el centroderecha se impondría dividido electoralmente:

-1) Porque consiga nuevos votos desde la abstención el PSOE es el partido que menos votos cede a la abstención; de hecho recibió 1 millón de votos.

-2)Por la desmovilización de la izquierda el hecho de que Vox marcara en las generales la agenda política movilizó a la izquierda como reacción.

-3)Por la división de votos de la izquierda Esto ocurrió en Madrid con Madrid en pié -IU que restaron 42000 votos a la candidatura de Carmena pero en general buena parte de voto de Podemos (1,1 millones en las generales) y de partidos separatistas como el BNG se concentra en el Partido Socialista.

Madrid

La posibilidad de recuperar la alcaldía de Madrid y alguna CCAA más como Aragón más que por méritos del PP se debe a la división electoral entre la izquierda y a la fuerte abstención entre votantes de Podemos.

El PP debería plantearse en la España interior, la de las dos castillas y Aragón, con pocos escaños a repartir entre muchas candidaturas grandes coaliciones como la del "Polo de Libertad" en Italia o las llevadas a cabo en Navarra para evitar el castigo de la ley d´hondt pero nada de esto tendrá mucho sentido si continua cediendo los medios de comunicación ,la educación y la agenda política al pensamiento progre dominante y no opone un discurso alternativo que por ahora solo propone Vox.

 

El enigma de Vox

 

Si Vox no alcanzó las expectativas electorales fue como vimos en un artículo anterior por un mensaje económico liberal que le hizo pinchar en dos colectivos importantes como los pensionistas y los parados.

Ese discurso liberal se puede entender porque casí el 70% de los electores de Vox provienen del PP pero hay que tener en cuenta que España es el país de la UE con más porcentaje de trabajadores pobres y a esos trabajadores bajarle los impuestos no les va a sacar de pobres porque esa pobreza esta más relacionada con la desindustrialización y la sustitución de la producción nacional por la extranjera gracias a rondas comerciales internacionales que ningún parlamento ha votado o al dumping económico y la deslocalización de fabricas y empleos a países del tercer mundo es decir ,la solución no es más liberalismo sino un proteccionismo económico inteligente y eficaz ; en ese sentido solo Jorge Buixade ha puesto el dedo en la llaga señalando esos problemas.

Si Vox sigue manteniendo ese discurso tan liberal al final habrá un juego de suma cero junto al PP y Cs donde los tres partidos se disputaran los mismos electorales sin ser capaces de alterar el equibrio de votos entre la izquierda y la derecha;en definitiva, a diferencia de movimiento similares en EEUU,Francia o Italia que han sido capaces de pescar votos en las aguas de la izquierda Vox con el discurso actual es incapaz de hacerlo.

 

 

En Madrid ,Vox ha sido determinante ya que sus 124000 votos han absorbida la pérdida de 43000 votos de PP+CS de la anterior legislatura aunque perdiendo la mitad de sus votos que han ido sobretodo a la abstención.

El caso andaluz

Tarde o pronto Vox tendrá que tirar por su propio camino ya que en Andalucia PP y Ciudadanos han demostrado su poco interés en llegar a un entendimiento sincero; al menos Vox a diferencia de los otros dos partidos tiene claro que trás el problema territorial,la ideología de género y de una manera mucho más confusa la inmigración (al hablar de “cuotas de origen” latinoamericano en vez de inmigración por cualificación) existe una guerra cultural que debe ser peleada a la izquierda.

Los pactos sín duda marcarán la estrategia futura de estos partidos.

 



Comenta esta noticia
Update CMP