Del 28A al 26M. Ayuntamiento de Valencia, hay partido

La batalla para el 26M comienza con el bloque de derechas, liderado por los Ciudadanos de Fernando Giner, con más votos y escaños según las primeras proyecciones de las autonómicas del 28-A

Si tomamos los votos de la ciudad de Valencia de las autonómicas de este domingo y los trasladamos a las municipales del Cap i Casal, con el 96,7% de los votos escrutados la derecha gana a la izquierda por mil sufragios: 209.992 frente a 208.300. esto es, el 47,93% de los votos frente al 47,55%, sin contar los de partidos menores como PACMA o Som Valencians, en principio sin posibilidades de entrar en el Ayuntamiento.

En ambos bloques serían primeros los partidos naranjas, Ciudadanos y Compromís. Ciudadanos se convertiría en tercera fuerza en la ciudad según el cómputo autonómico, con 82.700 votos, y segunda según el recuento de las generales, con 84.900 votos.

Las cuatro principales opciones se sitúan en el entorno del 18-20% de los votos.

En la ciudad el PP pierde 27 mil votos respecto a las autonómicas de 2015, UP 20 mil, y Compromís 5 mil. Ojo, que UP se queda en el 6,95% de los votos de la capital. Por contra el PSOE sube 31 mil, Cs aumenta en 22 mil, y Vox entra con 46 mil.

Cuando sólo estaba escrutado el 70% de los votos Las Provincias asignaba a la izquierda 16 concejalías (7 del PSPV, 7 de Compromís y 2 de UP) por 17 de la derecha (Cs 7, PP 6, Vox 4).

Pero es ahora cuando comienza de verdad la campaña para las municipales, en las que ya no sólo la marca, sino también el grado de conocimiento y simpatía de los candidatos locales va a ser decisivo. En este sentido, Fernando Giner es el segundo candidato más conocido, tras el actual alcalde, Joan Ribó. Giner lleva cuatro años reuniéndose con todo tipo de asociaciones, instituciones y particulares y asistiendo a todos los actos que puede en una carrera de fondo que él define de “pico y pala”.

Enfrente tendrá como principales rivales a un Ribó semidesaparecido y a la baja, a la candidata popular, María José Catalá, incorporada hace pocos meses y con los malos resultados del PP el 28A a cuestas, y la autodefinida como “candidata desconocida” Sandra Gómez, encabezando a un resucitado PSPV. La izquierda lleva ya tiempo fijando su atención preferente en Giner, que con cada iniciativa publicada en redes cosecha de inmediato un sospechoso aluvión de críticas, en su mayoría simplemente descalificatorias.

Comenta esta noticia
Update CMP