La Universidad Laboral de Cheste: urge actuar

Tiene un paraninfo con capacidad con más de 5.000 personas y una variada oferta de ciclos formativos, entre sus destacadas instalaciones

Dedico esta breve reflexión a una de las grandes instalaciones dedicadas a la educación que existen en Valencia, la Universidad Laboral  de Cheste,  nominada más tarde Complejo Educativo, dependiente de la Conselleria de Educación de la Generalitat Valenciana.

Esta magnífica instalación, construida hace más de cincuenta años,  en 1969, que fue y aún es modélica en su estructura, sus residencias, comedores, biblioteca,  las mejores instalaciones deportivas ( pabellones, pistas, piscinas,…), así como las más vanguardistas instalaciones educativas del momento,  tuvo el objetivo de preparar a la juventud valenciana, y en aquel momento, también española ya que sus jóvenes residentes venían de todo el país, para el futuro año 2000.

El valenciano Luis Illueca Valero,  doctor en Pedagogía,  y director de la Escuela de Formación del Profesorado del Ministerio de Educación  fue su primer rector, al que se unieron un gran elenco de docentes,  algunos muy jóvenes, que desde su gran inquietud, y entusiasmo por la educación, llegaron a Cheste para realizar una apertura del modelo educativo, existente hasta entonces en España.

Por sus aulas,  en sus orígenes para alumnado masculino únicamente,  tuvimos la suerte de pasar y formarnos muchos jóvenes nacidos en el siglo pasado,  que desde nuestras más diversas inquietudes y aspiraciones, encontramos en “la Uni”,  su nombre coloquial del momento,  formadores, profesores y educadores, un recto camino a seguir, donde la formación y el estudio  fueron el método clave y necesario para sembrar nuestro futuro.

“Cheste fue un proyecto colosal, que tuvo al frente a un hombre de la generación que tras la estela de Villar Palasí, intentó darle la vuelta a España desde las aulas... Había sido enviado a Cheste, no para dirigir una Universidad Laboral más, no para seguir el modelo originario de corte falangista, sino para averiguar como la red de universidades laborales debía adaptarse a un futuro que estaba llamado a cambiar”. Estas son algunas de las palabras que Francisco Pérez Puche escribía en un reciente artículo ( Las Provincias 1-02-20).

Actualmente el Complejo alberga una variada oferta de ciclos formativos de grado medio y superior, destacando sus magníficas instalaciones de la Escuela de Hostelería, del Grado de Aereonaútica, o los deportivos, con los Planes de Especialización Deportiva, y el Centro de Alto Rendimiento;  o la sede del IVASPE de la Comunidad Valenciana; o el CEFIRE , para profesores. Aunque tiene capacidad para mucho más.

Destacando en cualquier imagen que tengamos su magnífico paraninfo,  con capacidad para más de cinco mil personas, y el anfiteatro exterior, todo ello desde hace tiempo inutilizado por su avanzado deterioro,  y sin ningún viso de esperanza para su restauración, y puesta al servicio de la Comunidad Valenciana.

Urge actuar en Cheste. Recojo aquí y recuerdo las palabras e intenciones del alcalde de Cheste, allá por 2015, que haciéndose eco de su importancia para el pueblo y la educación, hablaba del renacer del Complejo Educativo,  con su rehabilitación, y albergando un Campus de la Universidad, y un Centro de Tecnificación  Deportiva Europeo, que  mucha utilidad y vida daría a esta magnífica construcción.   

Comenta esta noticia