20 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Accidentes, baterías y neumáticos son las averías más comunes

Incidencias con las baterías y con los neumáticos, los accidentes de tráfico y los fallos en el motor han sido las principales causas de los problemas de los socios del RACE en 2018.

Las baterías han seguido causando el año pasado los principales inconvenientes en los vehículos de los socios y clientes del Club (198.785, un 17,6 % más que en 2017), por encima de la segunda causa de necesidad de asistencia, los neumáticos (123.754, un 30 % más en tasa interanual), ha detallado el Real Automóvil Club de España (RACE).

Le siguieron los accidentes de tráfico (55.184, un 20,4 % más); los fallos en el motor (54.657, un 13,7 % más); las averías de la bomba o inyectores diésel (32.404, un 9 % más); y el alternador, el motor de arranque, el disco y el cable del embrague y la caja de cambios manual (averías de las que el RACE no ha detallado cifras).

Según el Club, en 2018 ha registrado un incremento de los expedientes de casi el 18 % respecto a 2017, hasta alcanzar los 1,7 millones; y de las averías susceptibles de ser reparadas ‘in situ’ se han realizado “con éxito” un 92,6 %.

También han ampliado la cobertura de su servicio de las 4.000 a las cerca de 6.000 localidades y el tiempo de llegada al lugar del percance se ha situado por debajo de los 27 minutos de media gracias al uso de vehículos como el ‘Toro’, el ‘RACE 10’ o la nueva flota de scooters de tres ruedas del Club.

El Real Automóvil Club de España ha destacado el “importante incremento” registrado tanto en los expedientes de viajes, que han crecido un 10,5 % respecto al año anterior (214.160), como en las asistencias médicas, que han experimentado un crecimiento del 47,6 % (14.652) en comparación con los datos de 2017.

El RACE considera que el “constante incremento” de asistencias en carretera tiene su primera causa en la media de edad del parque automovilístico, de más de 12 años de antigüedad. A este problema se le suma el “mal mantenimiento general” que los usuarios le dispensan a sus vehículos, especialmente a la hora de ser puntuales con las revisiones periódicas y de asegurarse del buen estado del coche antes de realizar un desplazamiento largo por carretera.

También afecta la “falta de inversión en infraestructuras y el mal estado de algunas carreteras”, que provoca que se acorte la vida útil de muchos de los componentes mecánicos del coche y que es una causa directa de la falta de inversión por parte del gobierno, que sólo se dedica a perseguir a los conductores como si de criminales se tratara.

Comenta esta noticia
Update CMP