24 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La hermana de Guardiola reaparece hecha una furia tras irse al paro por el 155

Francesca Guardiola junto a Puigdemont y Romeva.

Francesca Guardiola junto a Puigdemont y Romeva.

Francesca Guardiola se había mantenido en un discretísimo plano desde que fue cesada como "embajadora" de la Generalitat en Dinamarca. Pero ahora ha vuelto. Y está indignada.

Francesca Guardiola ha estado prácticamente desaparecida desde que fue destituida fulminantemente como embajadora de la Generalitat en Dinamarca, Finlandia y Noruega -con sede en Copenhague- en aplicación del artículo 155. 

Pero algo ha hecho a "Cesca" removerse y romper su silencio: el cese del cónsul honorario de Finlandia en Barcelona, su amigo Albert Ginjaume.

 

La hermana del entrenador del Manchester City ha emprendido una campaña en Twitter en protesta por esta decisión del Gobierno finlandés a petición del español, motivada por las simpatías de Ginjaume por el procés.

En su primer tuit definía al cesado como "una gran persona y cónsul" y se declaraba "triste". Después ha habido más.

Francesca Guardiola está enfadada porque con éste son cuatro los cónsules honorarios que han sido destituidos por sus respectivos países por ayudar al independentismo: al de Finlandia se suman los de Bulgaria, Letonia y Filipinas.

A la hermana del entrenador no se le conoce nuevo oficio desde que se le acabó la bicoca de ser embajadora de la Generalitat, un puesto por el que cobraba más de 85.000 euros anuales.

De hecho en su perfil de LinkedIn aclara que desde octubre ya no ocupa ese cargo. Y en todos estos meses no ha añadido ningún otro trabajo:

Comenta esta noticia
Update CMP