El concejal de Seguridad queda retratado tras el "Black Lives Matter"

Aaron Cano ha quedado en evidencia en poco más de un mes. El edil abrió expediente al arzobispado de Valencia, ahora calla ante una noble protesta que no respetó las medidas de seguridad.

Este domingo tuvo lugar en Valencia una concentración en la plaza de la Virgen en apoyo al movimiento Black Lives Matter, que denuncia el racismo en EEUU tras el asesinato de George Floyd, al igual que las convocadas en otras partes de España. La protesta reunió centenares de personas que no guardaron la distancia de seguridad ni las medida necesarias para evitar contagios. 

Las imágenes de la protesta en la plaza de la Virgen se hicieron en seguida virales y la comparación con la concentración realizada en su día con motivo del día de la Virgen de los Desamparados se hizo inevitable. 

Entonces, unas 30 personas separadas y con mascarilla se citaron en la plaza para rendir homenaje a la Virgen, cuyos actos conmemorativos no se han podido celebrar este año. El arzobispo de Valencia Antonio Cañizares asomó la imagen de la Virgen a la puerta para saludar al pueblo valenciano.

Esta situación provocó una agria polémica que desde determinados sectores se llevó hasta a las noticias nacionales. El concejal de Seguridad Ciudadana, el socialista Aarón Cano, dijo que abriría una investigación e incluso multaría al arzobispado. La vicealcaldesa de Valencia, Sandra Gómez, también criticó lo sucedido. Al final, ante la al ver que la polémica se estaba yendo de las manos, el alcalde Joan Ribó terció sorprendentemente quitando hierro al asunto y diciendo que no había ninguna infracción, desautorizando con ello a sus socios del PSOE.  Con todo, Cano remitió una informe a la delegación del Gobierno para posible sanciones al cardenal azobispo de Valencia.

 

Con el Black Lives Matter, en cambio, todos aquellos que censuraron que 30 personas fueran a la Virgen han callado ante cientos de personas apelotonadas en la misma plaza. El concejal Aaron Cano no ha dicho ni una palabra, lo mismo que Sandra Gómez y otros opinadores de la izquierda que agitaron contra el día de la Virgen. Las normas de seguridad por la pandemia de coronavirus siguen siendo las mismas por lo que a la distancia de seguridad se refiere.

Comenta esta noticia