02 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Atlético se abona al pleno: 15 partidos sin perder y 15 empates en Liga

El Atlético de Madrid ha cosechado su 15º empate de la temporada, récord de toda su historia, al igualar a 1 gol con el Celta en Balaídos. Morata marcó en el segundo 51 del encuentro.

El Atlético de Madrid continúa sin perder, pero hoy no ha podido ganar tampoco. Acaba de empatar a un gol en Balaídos ante un Celta que, con este punto, da un paso adelante claro para certificar su permanencia en la Liga Santander.

No pudo empezar de mejor manera el partido para el equipo colchonero. Álvaro Morata marcó su 12º gol en Liga y lo hizo en el segundo 51 del encuentro, lo que le convierte en el segundo tanto más tempranero de toda la temporada. El 9 rojiblanco culminó una de las mejores jugadas del Atlético en todo el partido, tras una buena internada por la derecha de Santiago Arias y un centro notable de Ángel Correa. Un defensa del Celta rechazó levemente y Morata remató a bocajarro.

Ese tanto hizo ver durante, más o menos, media hora a ese nuevo Atleti post-coronavirus. Ese equipo que pese a ir delante en el marcador no se echa para atrás, como antaño, sino que busca el segundo tanto y juega al toque, demostrando que tiene jugadores suficientes para ello. Pero todo ello sin que Rubén Blanco, el portero gallego, tuviera que hacer ninguna intervención de mérito.

Los últimos minutos de la primera mitad ya fueron mucho más equilibrados y, tras el descanso, llegó el tanto del empate para el Celta. También fue madrugador, ya que llegó en el minuto 48. Fran Beltrán, ex del Rayo, marcó el gol de su vida al empalmar una volea en semifallo que se fue directa a la escuadra ante la mirada de Oblak, incapaz de reaccionar.

Aunque no lo firmara nadie, dio la sensación de que a ninguno de los dos equipos les molestaba demasiado el empate. Hubo dos ocasiones para el Celta, que desbarató el meta esloveno del Atleti y el encuentro concluyó con el equipo de Simeone volcado en el campo del Celta, aunque sin demasiada peligrosidad en el área de Iván Villar, el joven portero que suplió al lesionado Rubén Blanco.

Se trata del 15º empate del Atlético de Madrid en la Liga. Una auténtica barbaridad; de hecho, es el récord en toda la historia colchonera en este sentido. Es tercero en la tabla, aunque peligra su plaza ya que el Sevilla está por detrás con solo tres puntos de desventaja respecto al equipo atlético. Los dos, eso sí, jugarán la próxima temporada la Champions. Esa misma que espera al Atleti, en solo un mes, en Lisboa.

Comenta esta noticia