20 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez se apropia de Azaña, que huyó a Francia de Franco y del separatismo

Sánchez, en la tumba de Azaña en Montauban

Sánchez, en la tumba de Azaña en Montauban

Sánchez se arroga el exilio republicano visitando la tumba del presidente que echaba pestes del soberanismo catalán y le culpaba del desastre en la Guerra Civil.

Pedro Sánchez sigue tratando de sacar todo el partido a los símbolos y este domingo se ha apropiado de las figuras del presidente de la Segunda República, Manuel Azaña, en un viaje a sus tumbas en el sur de Francia, tras hacerlo en las vísperas de la del poeta Antonio Machado

"Era necesario y justo reconocer a las miles de personas que tuvieron que huir víctimas de la tiranía. Hoy en el viajamos al sur de Francia para homenajear a estos hombres y mujeres y reivindicar una España plural y tolerante", ha dicho el propio líder socialista desde su cuenta en Twitter, obviando que el presidente de la República, Manuel Azaña, huyó tanto de Franco cuanto de los independentistas catalanes y de los revolucionarios de izquierdas, a quien responsabilizó en buena medida, ya desde Francia, del fin del sistema republicano.

 

Afirman desde su entorno que es un homenaje a la “memoria democrática de España”, con motivo del 80 aniversario de la muerte en Coillure del autor de Campos de Castilla. Pero conociendo la afición al postureo del presidente del Gobierno, y metidos de lleno en la precampaña electoral, más bien parece un autohomenaje.

Y así fue, finalmente, con la imagen dominical de Sánchez depositando una corona de flores rojigualdas en la tumba del alcalaíno presidente republicano en compañía de algunos de sus familiares vivos, sin haber invitado a ningún otro partido o institución al acto.

Solo él

Porque si se tratara en efecto de un reconocimiento de Estado a estos dos personajes referentes en la historia del siglo XX, y emblemas del drama de la división de los españoles y a la vez de la necesidad de su reconciliación, más propio hubiera sido organizar una comitiva con representación de las principales instituciones del Estado.  Pero no será así.

 

Sánchez solo estará acompañado por la ministra de Justicia, Dolores Delgado, la escritora Almudena Grandes y familiares de exiliados. Y desde Moncloa se asegura que esta visita  no guarda relación con la situación política actual. Señalan que tanto Azaña como Machado son "dos figuras inapelables de compromiso con la democracia de España" y que ambos albergaron "valores de rechazo al extremismo", siendo figuras ejemplares en la defensa de la tolerancia.

Respuestas de PP y Cs

Se recuerda, además, que los exiliados que acabaron en el campo de concentración francés compartieron los mismos anhelos que la España democrática actual, por lo que su recuerdo, señalan, cobra sentido "en estos tiempos". Algo que el presidente, apuntan, plasmará en su discurso.

 Sobre la figura de Machado, el PSOE ha cargado contra PP y Ciudadanos por recordarle esta semana en su 80 aniversario, alineándoles a ambos con el bando nacional y obteniendo, a cambio, una durísima respuesta: si Casado recordó que él mismo tuvo un abuelo represaliado por el Régimen; el diputado naranja Juan Carlos Girauta retó a los socialistas a librar un debate público sobre el poeta, que fue militante de Acción Republicana pero nunca del PSOE.

Comenta esta noticia
Update CMP