20 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un "malintencionado juego de palabras" hace polvo la "coherencia" de Rufián

El nuevo Gabriel Rufián "moderado" no termina de gustar a todo el mundo.

El nuevo Gabriel Rufián "moderado" no termina de gustar a todo el mundo.

El "nuevo" diputado de ERC luce completamente transformado en los últimos tiempos y eso ha dado mucho que hablar, pero sobre todo en un grupo no tan lejano que le ha fulminado la imagen.



Lleva ya unas cuantas semanas llamando la atención la nueva moderación de la que hace gala Gabriel Rufián y este lunes cuenta Gabriel Sanz en su columna de VozPópuli que "los más aguerridos del independentismo catalán ya desprecian al portavoz de ERC en el Congreso como Rufián i LLeida".

Un "malintencionado juego de palabras que pretende compararle con el ex portavoz de la fenecida Convergencia, Josep Antoni Durán i LLeida, convertido para ese sector en la quintaesencia del botifler (traidor) que trafica con esa Espanya que en's roba", recuerda Sanz para añadir que se trata de una "afirmación, por cierto, que Rufián también rechazó en el reciente debate de investidura. Para que conste en su nuevo curriculum de moderado".

A su juicio, Carles Puigdemont nunca perdonó a Rufián y a ERC que le compararan con Judas allá por octubre de 2017 y ahora "da la impresión de que ahora el entorno más beligerante del ex president en el PDeCAT está pagando al portavoz parlamentario de los republicanos con la misma moneda", ironiza.

Claro que tampoco le culpa porque "hay que frotarse los ojos para ver al tuitero sucesor de Joan Tarda espetar a Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias que "debería darles vergüenza" frustrar la esperanza de gobierno de izquierda; y eso tras tres años de espectáculos parlamentarios con impresoras y esposas".

Eso sí, recalca Sanz, "probablemente Rufián no contaba con desatar la ira de los más radicales, o no hasta ese punto. Pero siempre hay alguien más sobrado de testosterona y escaso de cerebro que uno, dispuesto a coger el testigo de la pureza indepe". 

De todas formas, matiza, "esperemos a septiembre, a ver qué tiene que aportar Rufián i LLeida a la política de apaciguamiento y moderación tras la que se augura dura condena carcelaria contra su jefe Oriol Junqueras y el resto de los imputados por el referéndum ilegal del 1-O. Esa sí va a ser la prueba del nueve del portavoz de ERC, no otra". 

Comenta esta noticia
Update CMP