02 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El gobierno vuelve a decepcionar al sector cancelando el Plan Moves II

El programa de ayudas a la compra de vehículos que hoy tenía que haber obtenido su visto bueno en el congreso ha sido suspendido indefinidamente y Sánchez se escuda en otro más ambicioso.

La automoción al completo confiaba que hoy se iba a aprobar el Plan MOVES II para las ayudas a la compra de coches eléctricos, pero una vez más el Ministerio para Transición Ecológica y Reto Demográfico les ha dejado en la estacada y los consumidores vuelven a recibir un mensaje de incertidumbre por parte del Gobierno.

La justificación de esta cancelación o suspenso de última hora viene marcada por un gran plan que el presidente anunció el domingo pasado para reactivar el sector de la automoción donde los fabricantes y proveedores del sector recibirán importantes ayudas. No se entiende sin embargo que este plan sea incompatible con el Moves II, sino que debían ser complementarios.

En un encuentro digital con Eduardo Divar, de Kia España, ha criticado el hecho de que el Gobierno no sea "claro en sus comunicaciones" y le ha emplazado a que primero apruebe sus planes y luego los comunique, y no al revés. El director también ha criticado la posibilidad de que la gestión del Moves II siga estando en manos de las comunidades autónomas, porque es un "desastre".

Pedro Sánchez aspira a parecerse al ambicioso plan de Francia, que ha anunciado una inversión de 8.000 millones de euros, un objetivo que claramente nos viene grande como país, y más con estos gobernantes. Según el ejecutivo, nuestro plan estará marcado por seis ejes muy diferenciados que empiezan por motivar una renovación de parque de vehículos.

Para ello hay que estimular a las inversiones para que las empresas que fabriquen en España sean mas competitivas. También hay que fomentar la investigación, el desarrollo y la innovación en el sector, el también conocido I+D+I. Será necesario realizar un cambio de fiscalidad del sector, con propuestas como eliminar o reducir el IVA a los coches menos contaminantes al igual que en Europa. Y habrá que garantizar la liquidez y la financiación de las empresas del sector con medidas laborales.

La suspensión del Plan Moves II para la compra de coches eléctricos a escasas horas de aprobarse ha sido otra sucia jugada en contra de los intereses de un sector clave para la economía de nuestro país, y todos aquellos que esperaban a que se aprobase para tomar una decisión en firme en la compra de coches eléctricos deben fiarse más de acciones como la de KIA España, que hoy ha anunciado sus 10 compromisos con la compra de un vehículo electrificado.

La marca busca dar seguridad a los clientes privados y autónomos que buscan un eléctrico puro o un híbrido enchufable. Los compromisos son: cambio del vehículo por otro de precio igual o superior en el primer mes de la compra o los primeros 1.000 kilómetros si el coche adquirido no satisface al comprador, facilitar el montaje del punto de recarga de 7,4 kWh en casa con Repsol, acceso gratuito durante el primer año a la red de recarga de Kia en España (habrá 220 en 2002) y coche de cortesía durante 15 días y durante el primer año (solo para eléctricos y se pueden fraccionar en dos veces) .

También un seguro contra daños en la estación de carga doméstica (reparación y sustitución), asistencia premium en carretera (se llevará al eléctrico al destino de la península que el cliente elija), siete años de garantía (incluida la batería), mantenimiento gratuito durante tres años en la red oficial (exclusivo para eléctricos), movilidad sin restricciones (como acceso a zonas limitadas y al BUS-VAO) y una ventanilla única en la que resolver las dudas y problemas con sus electrificados.

Comenta esta noticia