21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los niños pijos son de izquierdas

Un recorrido por los orígenes y currículos de quienes más lecciones éticas y políticas imparten arroja un resultado desolador y lleva al autor a emitir una conclusión demoledora.

 

 

No hay nada más pijo que un joven marxista leninista… o una jóvena, para que ellos nos entiendan. Son todos iguales. Se inventan un mundo de opresión desde su i-Phone de última generación y se ponen a luchar contra no se qué injusticias justo después de venir del partidito de pádel.

La lucha nunca es real, es siempre por Facebook o Twitter, ahí se juntan a dar lecciones de moralidad y solidaridad virtual a los demás. Y los demás somos todos unos putos fachas. 

No han pegado un palo al agua, no han generado un puesto de trabajo nunca, y llevan viviendo del cuento toda su vida, primero en asociaciones subvencionadas desde el poder y luego en puestos que se reparten entre ellos en nuestra endogámica universidad o directamente en la política.

Viven como obispos, predicando como curas de pueblo. 

Al joven Ramón Espinar se le ocurrió un día poner en Twitter aquello de “somos los hijos de los obreros que no pudisteis matar”.

 

Él, hijo de un socialista enchufado en la banca pública madrileña sin saber nada de economía, que distrajo sin querer el pobre obrero maltratado por el sistema capitalista la cantidad de 178.400 euros con su flamante tarjeta black, por lo que fue condenado a la severísima pena de un año de cárcel que nunca llegó a cumplir, o sea nada.

Si esta no es una familia maltratada por el sistema que baje Dios y lo vea. 

Carolina Bescansa es nieta del fundador de Laboratorios Bescansa con farmacia en la plaza del Toral de Santiago de Compostela, y sobrina del fundador de Televés que factura 150 millones de euros al año. 

Su papi presidía el Real Aéreo Club donde la beautiful people Compostelana tejía redes con el poder político. Su padrino la esperaba a la salida del instituto con su bombín puesto para llevarla de compras a Londres o París.

¿Cómo iba a salir la niña?... pues eso, comunista. 

El capitalismo de quita y pon

¿Y qué me decís de Garzón?, trabajos conocidos: ninguno. Toda la vida viviendo de la política con sueldos que le permiten irse de luna de miel a Nueva Zelanda y tuitear desde el aeropuerto que nuestra generación va a ser la primera que viva peor que la de nuestros padres. ¡Nuestros padres! Que se iban si podían de luna de miel a Canarias y esa era la primera y última vez que montaban en avión.

Yo me imagino que después de poner el tweet en la zona de embarque desde su tablet pensará: ¡qué fácil es engañar a esta pobre gente! A mí que me aspen si irse de luna de miel a uno de los países más capitalistas del mundo no es una cosa muy de rojos… 

 

Toda la vida viviendo de la política con sueldos que le permiten irse de luna de miel a Nueva Zelanda y tuitear desde el aeropuerto que nuestra generación va a ser la primera que viva peor que la de nuestros padres

 

Y hablando de rojos, los rojos son todos muy solidarios, fíjese usted que Pé y Bardem pudiendo dar a luz en la superlativa sanidad cubana, decidieron sacrificarse y que los nenes nacieran en la malvada sanidad privada capitalista norteamericana, y en un hospital judío.

Pero eso sí, en cuanto salieron del parking ya se pusieron el pañuelo palestino, que había fotógrafos. 

Luego está el niño, Errejón, que les ha salido contestón el chaval. Hijo de un economista funcionario del Cuerpo Superior con carné del PSOE que le sirvió para lo que sirven este tipo de carnés, para estar enchufado toda su vida como alto cargo en los gobiernos socialistas. Que si una subdirección general aquí, que si una jefatura de gabinete allá… un no parar de trincar. 

 

¿Y qué me dicen de Pablo? Que el pueblo unido jamás será vencido y tal y pascual… y que esto es una lucha de los de arriba contra los de abajo y patatín y patatán… y que le vamos a quitar todo el dinero a los ricos para dárselo a los pobres y espera un poco que me llama la churri a ver cómo va lo de nuestra mansión en La Navata

A costa del obrero

Jodida plebe, pues no creían que me iba a quedar a criar a mis hijos en Vallecas.  

La historia parece no cambiar mucho. Siguen hablando en nombre de los obreros quienes no han pisado una fábrica jamás, como Marx, igual que Castro, como el Che… pero eso sí, los que han vivido a costa de los obreros, como reyes toda su vida. 

Entre todos los diputados de Podemos no hay ni un solo obrero. Nos la quisieron meter doblada con Cañamero, que pasa por ser jornalero pero tiene las manos como una nadadora de sincronizada. Un Sindicalista de los liberaos de toda la vida, no cuela. 

Miren, les voy a contar un secreto: Borja Mari y Pocholo son votantes de Podemos.

Comenta esta noticia
Update CMP