01 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El cabreo monumental de Tamara Falcó por "culpa" de Dios dispara TVE

Tamara Falcó en "Maestros de la costura" en TVE

Tamara Falcó en "Maestros de la costura" en TVE

La hija de Isabel Preysler visitó "Maestros de la costura" para dar consejos a los concursantes cuando, para sorpresa de todos, un asunto religioso cobró protagonismo y se lió una gorda.

Tamara Falcó acudió este lunes a Maestros de la costura y, como invitada estrella de la noche, estuvo presente durante la primera prueba de la séptima entrega del concurso de TVE. La hija de Isabel Preysler tuvo tiempo de conversar con los jueces del programa, así como con los participantes.

Sin embargo, Tamara protagonizó una tensa conversación en el taller con Borja, uno de los aprendices. Mientras la empresaria observaba el trabajo que estaban realizando los concursantes, ésta decidió pararse a charlar con Borja. "¿No has pactado con el maligno hoy?", le preguntó la presentadora del programa, Raquel Sánchez Silva, al joven. "No, hoy le he dado descanso y me he querido desentender. No se puede pactar con el diablo como quien va al súper", respondió éste.

Unas palabras de las que fue testigo Tamara Falcó y que no le hicieron ni pizca de gracia. "No digas tonterías", le dijo visiblemente molesta la hija de Isabel Preysler. "Él bromea con que pacta con el demonio para venir aquí y que le ofrece cinco años de vida a cambio de ganar las pruebas", le explicó la presentadora a Tamara.

"No tiene mucha gracia la broma", dijo la empresaria. "Hay algunas personas que son más del de arriba y otras que somos más del de abajo", replicó el concursante. Unas palabras que hicieron que el cabreo de Tamara incrementara y no dudara en darle un toque de atención al concursante.

"Yo lo que sí puedo hacer es rezar por ti, Borja. Lo que sí te puedo decir es que el vestido hay que solucionarlo", le dijo. Sin embargo, el aprendiz, no contento con lo que acababa de escuchar, no dudó en responderle. "A mí me gustaría que se respete mi forma de pensar y mi forma de alabar al maligno. No creo que sea para tanto, que estamos en el siglo XXI", concluyó el joven.

Un programa que consiguió registrar su mejor dato en lo que llevamos de 2020, alcanzando un 13,6% de cuota de pantalla y reuniendo a 1.420.000 espectadores. 

Comenta esta noticia