14 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La lección de Antonio Banderas sobre liderazgo que deberían atender en Moncloa

Banderas, este jueves en su conferencia ante empresarios y directivos.

Banderas, este jueves en su conferencia ante empresarios y directivos.

El comprometido actor y director ha pronunciado este jueves una conferencia ante empresarios y directivos. Y ha marcado el perfil del líder ideal. A buen entendedor...

A buen entendedor... El actor, director y empresario malagueño Antonio Banderas ha afirmado este jueves que un líder moderno "no es quien trata de imponer un criterio, una ideología, un sistema, una forma de pensar; no es alguien con carisma, encanto y gracia para atraer a otros como si se tratase del 'Flautista de Hamelín'; no es un héroe o un iluminado que lucha contra molinos de viento", sino que "un líder de verdad es un ser con la capacidad, simple y compleja a la vez, para hacer que aquellos que le rodean saquen lo mejor de ellos mismos".

Banderas, que ha participado en el Congreso de Directivos de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE) 2019, que se celebra en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga, ha disertado en su intervención sobre liderazgo, agradeciendo a quienes han pensado que el concepto de liderazgo "no es solo aplicable a las personas, sino a aquellas comunidades que se identifican con una forma de vivir, convivir, desarrollarse, crear y soñar a las que llamamos ciudades".

Por otro lado, Banderas ha reconocido que hablar de liderazgo frente a un auditorio como este le "viene grande", pero ha aludido al concepto de "locura, por lo que tiene de romántico, de cervantino y de español". Al respecto, ha afirmado que "tras cada líder se esconde un soñador", asegurando que en el terreno de los sueños se siente "cómodo".

"Está muy bien que en el principio del camino locura los sueños, las ideas, formen parte de la pasta de la que se modelaron los líderes", pero "una vez situados frente al molino es importante que veamos un molino".

"Aquel que en lugar de ver un molino vea un gigante no será, casi con total seguridad, un líder; y si lo llega a ser será un líder iluminado, y estos son los líderes de los que nos tenemos que cuidar y proteger", ha afirmado, aclarando que Don Quijote "ha sido, es y será uno de mis más amados héroes".

Al respecto, ha afirmado que, además de idolatrarlo desde su condición de personaje literario, "en un alarde de locura he asumido la quijotada de levantar una empresa teatral contra todas las voces que me aconsejaban no hacerlo y con la perspectiva financiera, no solo de no ganar dinero, sino de perderlo". "Hasta ahora en esto último estoy triunfando plenamente", ha bromeado.

Eso sí, ha dicho que "un héroe no es un líder" y ha incidido en que él tampoco es un héroe, pese a interpretar a algún personajes, por lo que está, ha señalado, "más cercano al loco". Así, ha aludido a que los líderes necesitan de personal, además de que requiere de una "vena ejemplarizante y un gran poder de comunicación, coherencia en sus ideas y forma de exponerlas"; además de "carisma", criticando que se "vilipendie y se infamie" a los empresarios.

 

Comenta esta noticia
Update CMP