15 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez mintió: no existe un estudio del Johns Hopkins con España quinta en test

Pedro Sánchez guardando un minuto de silencio.

Pedro Sánchez guardando un minuto de silencio.

Después de inflar las cifras de test que envió a la OCDE, el presidente riza el rizo y presume de un ranking inexistente. Dicho hospital universitario ni siquiera tiene esos datos por países

El ranking del Hospital Universitario Johns Hopkins que Pedro Sánchez esgrimió el martes en rueda de prensa para proclamar que España es el "quinto país" del mundo que más test de Covid-19 realiza no existe. La Moncloa no lo ha facilitado porque no lo hay. 

Dicho hospital dispone de un banco de datos (puede consultarlo aquí) en el que va colgando la información en tiempo real de la expansión y efectos del coronavirus en el mundo, y que utilizan expertos de todo el planeta. Pero en sus mapas no es posible consultar el número ni la ratio de test de ningún país salvo Estados Unidos. 

Sencillamente no dispone de esa información, así que no puede suministrarla, como se aprecia en este gráfico. Al pinchar sobre la pestaña Testing rate, la información de países como España, Francia, Portugal, Alemania, Italia y el Reino Unido aparece vacía. Y solo aporta datos de la tasa de test y el acumulado de los distintos estados norteamericanos (en la imagen arriba a la izquierda aparecen las cifras del estado de Washington).

 

El Johns Hopkins tampoco ha hecho, en consecuencia, ninguna clasificación mundial sobre el número de pruebas que las autoridades nacionales están realizando a sus respectivas poblaciones. 

Suministra información por países del acumulado de casos confirmados (236.899 en España), los casos activos, la tasa de incidencia en la población (506,68 por cada 100.000 personas en España) y la tasa de mortalidad (10,25% en España); pero no de test.  

El único ranking existente a este último respecto es el de la OCDE, en la que España escaló milagrosamente a la octava posición y después de saberse que el Gabinete de la Presidencia había inflado los datos descendió súbitamente hasta la decimoséptima. 

En su comparecencia de martes Sánchez no solo habló de esa quinta posición en una clasificación inexistente, sino que dio la cifra de 1.345.560 test como si fuera la que recogía el Johns Hopkins. Nada más lejos de la realidad: ese dato es el mismo que Moncloa facilitó a la OCDE y que estuvo en el origen del ranking fake, como lo demuestra esta nota de prensa emitida por el Ministerio de Sanidad el lunes: 

La nota de prensa de Sanidad del lunes.

 

La única tabla en la que el Johns Hopkins ha colocado a España en quinta posición es en la de muertes por cada 100 casos de Covid-19. Ahí sí es España quinta, aunque es difícil imaginar que el Gabinete de la Presidencia haya confundido muertes con pruebas realizadas:

 

La clasificación sobre la mortalidad. 

 

¿Por qué es tan importante para Sánchez aparentar que España realiza muchos test? Porque son claves para detectar a los asintomáticos (el gran peligro) y, por tanto, para mantener a raya el virus ahora que empieza la "transición".

 

Desde el propio Hospital Universitario Johns Hopkins así lo reconocen. "Si no se testea, no se puede ver a la enfermedad real y solo aumentará la mortalidad (...). No se puede estar en cuarentena para siempre. Los países tienen que volver a la actividad. Por eso es importante el testeo, y la salida planeada y acorde a cada escenario", declaró hace algunos días uno de sus médicos asociados, en cardiólogo argentino Oscar H. Cingolani, a Infobae.

Comenta esta noticia