27 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Gobierno puso mamparas en sus coches oficiales antes que en los colegios

Un aula en la Comunidad de Madrid.

Un aula en la Comunidad de Madrid.

A la imprevisión del inicio de curso se une la escasez de medios que sí hay para otras cosas. Por contra, en mayo los ministros ya viajaban en coches cien por cien libres de Covid.

Insistió de nuevo en ello Pedro Sánchez este martes. Los padres -afirmó- pueden estar seguros de que la vuelta al cole se hará en condiciones "más seguras" de las que han tenido este verano de vacaciones. 

Los colegios de toda España trabajan a esta hora a contrarreloj para reducir ratios, separar un metro y medio unos pupitres de otros, acondicionar nuevas aulas, pautar los distintos horarios de entrada y de salida, poner balizas en los patios y mamparas en los comedores....

Todo para llegar a tiempo a una apertura del curso que tres comunidades ya han decidido retrasar -Asturias, Canarias y Murcia- y que otras harán de forma paulatina. La más madrugadora ha sido Andalucía, donde este martes reabrieron las escuelas infantiles de 0 a 3 años. 

La ministra de Educación, Isabel Celáa, defendió el lunes en una comparecencia en el Congreso que no ha habido "improvisación", ante las críticas de la oposición. Pero lo cierto es que su tardanza y la del ministro de Sanidad en reunirse con las comunidades (el jueves pasado) para pactar un protocolo único retrasó todo lo demás. 

De hecho en la Comunidad de Madrid, por ejemplo, no ha sido hasta esta semana cuando los colegios han empezado a recibir una circular de la Consejería para de Educación para que detallen los recursos humanos y materiales extra que necesitan para empezar el curso, según ha sabido ESdiario.

La calma -parsimonia para el PP- con la que el Gobierno ha encarado el comienzo del curso contrasta con la prisa que se dio en procurar un ambiente seguro a sus altos cargos frente al coronavirus también en sus desplazamientos. 

El Ejecutivo sí se preocupó de instalar, cuanto antes, mamparas separadoras de protección contra la Covid-19 para los 200 coches oficiales en los que habitualmente viajan los ministros, secretarios de Estado, directores generales y altos cargos de la Administración General del Estado y de los órganos constitucionales (el Consejo de Estado, el CGPJ, el Tribunal Constitucional...). 

El presidente se desplaza habitualmente en un Audi A8 L Security valorado en casi medio millón de euros que ya por sí lleva un blindaje tan seguro que lo convierte prácticamente en un búnker, así que no necesitaba más mampara anti Covid que ésa. 

Un Audi A8 L Security como el de Sánchez.

 

Según recoge un documento del Parque Móvil del Estado firmado por su subdirector general de Gestión, José Pedro de Lorenzo, y al que ha tenido acceso este periódico, allá por el mes de mayo el Ministerio de Hacienda se ocupó de acondicionar los 200 vehículos VIP de la flota de 775 vehículos que componen actualmente el Parque Móvil del Estado. 

Esos 200, la mitad Ford Mondeo Hybrid y la otra mitad Toyota Prius, son los que utilizan habitualmente los ministros y otros altos cargos. Las mamparas costaron 28.186 euros, IVA incluido. Para poder prestar el servicio "sin ningún riesgo" para los ilustres pasajeros. 

El documento de mayo en el que se detalla la adquisición de las primeras 200 mamparas.

 

Pero hay más. El Ministerio de María Jesús Montero, del que depende el Parque Móvil, no lo consideró suficiente y a principios de junio decidió acondicionar otros 267 vehículos oficiales con mamparas. Aquí está la tabla, en la que figuran Peugeot 607 blindados, Audi A8 también blindados, Audi A6 y Saab 9.5, entre otros.

Para entonces ni siquiera se había celebrado la primera reunión entre Celáa y las comunidades, y el inicio del curso era un mero castillo en el aire. Aunque ahora está muy clara, pero según pronosticó el ministro de Sanidad este martes, "las cosas van a ir bien". 

Comenta esta noticia