Murmullos sobre Ximo Puig

El presidente responde a una de las preguntas que más interesan a los empresarios de una manera que no gusta a su audiencia.

El jefe del Consell, Ximo Puig, tomaba la palabra este miércoles en el Foro Económico Santander de Valencia organizado por Levante-EMV. Se había hecho acompañar de seis consellers, tres socialistas y tres de Compromís. Gabriela Bravo, Vicent Soler y María José Salvador por un lado, y Vicent Marzà, Rafael Climent y Manuel Alcaraz por el otro.

Todo muy previsible en su discurso: el momento valenciano, el auge de la extrema derecha, el Brexit, el diálogo como forma de entender la política, el Gobierno central que por lo menos ahora escucha … Pero claro, el auditorio era eminentemente económico. Y a ese perfil de asistentes suele interesarle más la prosa que el verso.

Así que cuando uno de los empresarios asistentes le ha preguntado a Puig si tenía planes para rebajar los impuestos ahora que la economía va bien, la negativa del president ha venido acompañada de un perceptible murmullo que ha recorrido toda la sala. “A día de hoy no es posible una reducción masiva de impuestos porque la segunda conselleria es la deuda”, ha zanjado Puig entre la decepción de sus oyentes.

Comenta esta noticia
Update CMP