05 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez presume de que los niños "se lavan las manos más que nunca"

El presidente del Gobierno anuncia una nueva prórroga del estado de alarma hasta el 25 de abril, que se prolongará aún más con medidas menos restrictivas

Apenas un par de horas después de conocer que el coronavirus ya ha segado la vida de 11.744 personas, tras infectar a un total de 124.736, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ha comparecido para anunciar que el próximo martes el Consejo de Ministros pedirá al Congreso de los Diputados una nueva prórroga del estado de alarma, hasta las 24 horas del sábado 25 de abril.

El objetivo de esta medida, que conllevará la prolongación del confinamiento en su casa de todas las familias del país es doblegar la curva de contagios del Covid-19, "dejar atrás el pico".

 

"Estamos más cerca de alcanzarlo", ha asegurado Sánchez con cierto tono triunfalista, si bien se ha confesado "aturdido" por el enorme costo en vidas humanas que ya está pagando el país por esta crisis sanitaria. De ahí que haya justificado la prórroga del estado de alarma implorando a todos los ciudadanos "sacrificio, resistencia y moral de victoria".

Teniendo en cuenta el periodo de incubación de la enfermedad y el tiempo medio que se precisa para recuperarse un infectado, así como el actual ritmo de infectados por el Covid-19, esa cercanía del objetivo de "doblegar la curva de contagios", encierra un reconocimiento implícito -seguramente involuntario- por parte de Sánchez: el gran contagio del virus en nuestro país se produjo entre finales del mes de febrero y la primera semana de marzo, en cuyo fin de semana se mantuvieron todo tipo de eventos masivos, entre ellos la manifestación feminista del 8-M, cuando los expertos recomendaban al Gobierno lo contrario.

Sobre este último punto y el hecho de que desde la oposición ya están pidiendo informes técnicos sobre los efectos que tuvo el Día de la Mujer con las calles llenas de gente en la propagación masiva del virus en España, Sánchez se ha dicho que ahora no es el momento de afrontar ese "debate" político, si bien ha dicho que él, como presidente de la nación, asume "las responsabilidades".

El inquilino de la Moncloa ha reconocido que alargar el estado de alarma servirá para hacer "descender los contagios de manera más acusada" y ganar tiempo para que "nuestro sistema de salud pueda recuperarse" y comenzar a atender a otro tipo de pacientes, no afectados por el coronavirus que han sido postergados por esta grave crisis sanitaria.

A preguntas de los periodistas sobre qué ocurrirá después del 25 de abril, Sánchez ha dejado caer que volverá a haber más prórrogas del estado de alarma, solo que no será "el mismo tipo de estado de alarma". Así, ha hablado de una "transición" paulatina en la que, poco a poco, los españoles iremos recuperando espacios de movilidad, no solo en el ámbito de las relaciones sociales, sino también en el campo laboral.

 

Pactos de La Moncloa

El segundo gran anuncio que ha hecho Sánchez este sábado es que convocará un remedo de los Pactos de la Moncloa, una vez que finalice el estado de alarma por completo para que todos los partidos políticos, así como los agentes sociales contribuyan con "unidad" a la "recuperación" de la economía española, la otra gran víctima del coronavirus en nuestro país.

"Debemos pasar a una unidad mucho más fuerte y compacta", ha dicho Sánchez, que ha asegurado que hablará con todas las fuerzas políticas con ese objetivo.

 

Lecciones de esta pandemia

El presidente del Gobierno también se ha mostrado orgulloso por las "certezas" que nos está dejando esta crisis sanitaria y económica en española, como el espíritu de "sacrificio" y la "serenidad" de quienes aguantan el encierro decretado en el estado de alarma; el compromiso de los jóvenes que han frenado su "ímpetu" para "proteger a nuestros mayores"; o  lo hábitos de higiene de los españoles.

En este sentido, Pedro Sánchez ha destacado como un hito de nuestro país que, gracias a la crisis del coronavirus, los niños españoles se lavan las manos "más que nunca".

Comenta esta noticia