18 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Marlaska no logra multar a Rajoy pese a presionar a la Delegación y a la Policía

El ministro Grande-Marlaska en un acto del Gobierno.

El ministro Grande-Marlaska en un acto del Gobierno.

El ministro del Interior quería que el expresidente del Gobierno recibiera un escarmiento público por, supuestamente, saltarse el confinamiento en abril. Pero midió mal sus fuerzas.

Fernando Grande-Marlaska va asumiendo que Mariano Rajoy va a escapársele vivo. El ministro del Interior quería que el expresidente del Gobierno fuera sancionado y reprobado públicamente por "desplazamiento no autorizado" durante el confinamiento, pero cinco meses después el 'caso Rajoy' va camino de resolverse con un mero carpetazo. 

Ni multa de 601 euros por infracción leve de la Ley de Seguridad Ciudadana (la mitad aplicando el descuento de pronto pago) ni nada. Eso es al menos lo que deslizan extraoficialmente desde la Delegación del Gobierno en Madrid a ESdiario, puesto que más allá del ruido mediático y de la presión del ministro al delegado, José Manuel Franco, Rajoy lo tiene todo a su favor.  

No hubo denuncia de ningún agente de la ley en el momento de la supuesta infracción (nadie le vio) ni mayor prueba contra él que un vídeo grabado por La Sexta, en el que Rajoy aparecía vestido con ropa deportiva en las inmediaciones de su casa en el barrio madrileño de Aravaca. Supuestamente, saltándose el confinamiento para hacer deporte allá por el mes de abril. 

Una de las imágenes difundida por La Sexta.

 

Grande-Marlaska vio el filón político y ordenó al delegado del Gobierno en Madrid que le diera prioridad, pese a tratarse de un caso que cojeaba desde el principio. Se inició una investigación, la Policía Nacional abrió diligencias previas, visionó el vídeo, se acercó a la urbanización del expresidente del Gobierno para comprobar in situ a qué distancia de su casa fue grabado Rajoy, revisaron las matrículas de los vehículos allí aparcados...

 

Y el expediente pasó a engrosar la lista de 184.178 propuestas de sanción que durante el confinamiento tramitaron en la Comunidad de Madrid la Policía Nacional, la Guardia Civil, y las policías municipales de la capital y del casi centenar de municipios madrileños que cuentan con policía propia. 

De ellas, la Delegación del Gobierno tenía que resolver en torno a 60.000 (las de Policía Nacional y Guardia Civil). Entre ésas, la de Rajoy. Pero pese al interés personal del ministro del Interior, Franco dio prioridad a las infracciones muy graves y graves, de las que a día de hoy se han resuelto con sanción poco más de 5.000. "Vamos lentos porque el personal revisa una por una, atestado por atestado", explican desde la Delegación del Gobierno.  

El 'caso Rajoy' sigue esperando en un cajón, pero todo apunta a que no irá a ninguna parte. Más allá del intento de escarnio público por parte de Grande-Marlaska, obcecado con el expresidente aun cuando la Abogacía General del Estado cuestionó meses atrás en un informe la legalidad de multar a quien ni siquiera hubiera sido apercibido previamente de que estaba cometiendo una infracción. Ya no digamos si ningún agente lo vio. 

Comenta esta noticia
Update CMP