Ciudadanos se abstiene a la comisión de los "ordenadores fantasma" de Sanidad

Diputada Ruth Merino (Ciudadanos)

Diputada Ruth Merino (Ciudadanos)

Solo PP y Vox han votado a favor de crear una comisión específica sobre los portátiles adquiridos sin expediente.

Ciudadanos ha 'echado un cable' al Botànic y ha votado en contra de la proposición del PP de crear una comisión de investigación en Les Corts Valencianes para averiguar el origen y el contrato mediante el cual aparecieron en la Conselleria de Sanidad, el pasado mes de febrero, 340 'ordenadores fantasma' por valor de 400.000 euros y que iban destinados, principalmente, a la unidades de hospitalización domiciliaria y a 40 altos cargos.

Tanto el PSPV como Podemos y Compromís han mostrado su oposición a crear esta comisión, y en consecuencia, han votado que no este jueves en las votaciones del pleno de Les Corts de los asuntos del orden del día.

Los populares únicamente han recabado en las filas de Vox el voto favorable a su propuesta, que ha sido tumbada con el voto en contra de los tres partidos que sustentan el Botànic y con la abstención de Ciudadanos (Cs). La formación naranja ha marcado distancias en este punto con la bancada de la derecha, a diferencia de en anteriores ocasiones en las que se ha debatido la creación de comisiones de investigación, ahondando así en su nueva línea más moderada respecto al gobierno.

La diputada Ruth Merino aseguró el pasado 15 de junio que existían "otros mecanismos" para resolver este tipo de cuestiones y ha defendido que, en el actual contexto de crisis, "hay que salir de esta burbuja política" y evitar "duplicar el trabajo" con nuevas comisiones de investigación. Aún así, Merino, que ya el pasado jueves fue dura en su intervención, ha señalado las dudas sobre la compra de ordenadores de Sanidad como "la situación más surrealista que he vivido en política". La diputada ha acusado de escurrir el bulto a los partidos del Consell y ha pedido que hagan públicos los documentos de la operación con la máxima transparencia. 

En el PP han vuelto a censurar la ausencia de información sobre el asunto por parte de la conselleria desde que, en febrero, se descubrió que los ordenadores se habían adquirido sin expediente de contratación. "Nadie nos ha dado una explicación en cuatro meses, no hay ninguna transparencia", han señalado, y han hecho hincapié en el cese de un alto cargo del Consell siete días después de que se abriera un expediente informativo sobre la compra de los portátiles. 

Desde el PSPV, la diputada Carmen Martínez ha admitido que se produjo una irregularidad administrativa grave que ya se ha depurado y que atribuye a un "error" de la funcionaria cesada, motivado por el hecho de no haber formalizado documentalmente a través de una adenda la cesión de ordenadores en su momento.

Pese a ello, los socialistas han recalcado que no hubo mala intención ni perjuicio para la administración y que se ha conseguido mejorar las prestaciones de la conselleria. Asimismo, han achacado el retraso en proporcionar información sobre el asunto a la suspensión de plazos por la pandemia, a tiempo que ha incidido en que el expediente informativo abierto para aclarar los pormenores todavía no se ha cerrado. "No vamos a permitir que se convierta las Corts en un plató. No es necesario ocupar seis meses de trabajo en un debate público para aclarar algo que le va a quedar muy claro cuando vea el expediente", han espetado.

Comenta esta noticia