01 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez recula y nombra a un general en lugar de al televisivo coronel Baños

El general Miguel Ángel Ballesteros.

El general Miguel Ángel Ballesteros.

El presidente nombra al director del Instituto de Estudios Estratégicos como responsable de Seguridad Nacional, un cargo para el que se postuló Baños, acusado de connivencia con Rusia e Irán

Los primeros nombramientos de la era Sánchez no han dejado de dar sustos al presidente y tienen en vilo al PSOE. En alerta para evitar que se repitan casos como el del fugaz ministro de Cultura, Máxim Huerta -dimisionario en seis días- o el del titular de Agricultura, Luis Planas, en el ojo del huracán tras saberse que está imputado en un juzgado. Y en alerta también para evitar que Pablo Iglesias coloque a Sánchez sus peones en la administración socialista.

Y seguramente, este jueves, el líder del PSOE haya tumbado una de esas maniobras entre bambalinas de Podemos al frustrar la candidatura más publicitada en los últimos días para el estratégico puesto de director de la Seguridad Nacional. El favorito en las quinielas era el coronel Pedro Baños. El elegido, finalmente, es el general Miguel Ángel Ballesteros.

El futuro director es un general del Ejército de Tierra de reconocido prestigio, responsable del Instituto de Estudios Estratégicos (IEE), geoestratega y experto en yihadismo. Ballesteros figuraba también en las quinielas como posible futuro director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

De esta forma, el nuevo presidente ha completado su Consejo de Ministros y su núcleo duro en el Palacio de La Moncloa. Y todo con los sobresaltos de los casos Huerta y Planas.  Por eso, el nombramiento que faltaba en el sanedrín del gabinete del jefe del Ejecutivo planeaba en formato de bomba de relojería. Bomba que Sánchez ha desactivado este mismo jueves.

 

El general Miguel Ángel Ballesteros, nuevo director de Seguridad Nacional.

 

Y es que Ballesteros no fue el primer nombre en sonar para el cargo. Hace una semana, el favorito para sentarse en el llamado búnker de la Moncloa era otro militar, mucho más mediático que Ballesteros, eso sí. Era el coronel Pedro Baños, un habitual de los platós de televisión, conferenciante y autor del libro Así se domina el mundo. Desvelando las claves del poder mundial.

La aparición de Baños en las quinielas provocó una auténtica polvareda política. En realidad, antes de la dimisión de Màxim Huera, fue el primer incendio de la era Sánchez. El PP, Ciudadanos, la cúpula militar, el CNI y la propia OTAN mostraron su sorpresa y preocupación por este posible nombramiento.

Incluso, el eurodiputado del PP, Esteban González Pons, aireó el polémico perfil de Baños ante toda Europa.

 

El coronel Pedro Baños, en las quinielas, no tendrá finalmente despacho en Moncloa. En la imagen, como invitado del programa La Tuerka, que presenta Pablo Iglesias.

 

Según fuentes consultadas por ESdiario, la candidatura frustrada de Baños ha sido en parte promovida por Podemos. A Baños se le considera próximo a la órbita geoestratégica prorrusa e iraní que también  promulga Pablo Iglesias. De hecho, el coronel ha participado en varias ocasiones en el programa La Tuerka, que presenta el líder del partido morado.

Con la presencia de Baños en el núcleo duro de La Moncloa, Iglesias se garantizaría cierta influencia en un área tan decisiva como la Seguridad Nacional. Cabe recordar que durante la investidura fallida de Sánchez en 2016 y mientras negociaba el apoyo de Podemos, Iglesias exigió al líder del PSOE la Vicepresidencia, el Ministerio de Defensa y el Centro Nacional de Inteligencia. Los tres núcleos de poder más sensibles del Estado.

En esta segunda ocasión en la que Sánchez sí ha acabado en La Moncloa, el presidente comprometió la presencia en los segundos escalones de su administración de personalidades vinculadas a los partidos que le prestaron su voto para la moción de censura contra Rajoy, el más numeroso, el de Iglesias. Pero Podemos sigue sin sacar tajada a su decisivo apoyo al PSOE para echar a Mariano Rajoy.

Desde que el sábado 2 de junio Sánchez prometió su cargo ante el Rey Felipe VI, el nuevo presidente ha anunciado apenas una veintena de nombramientos clave. Sus 17 ministros, su jefe de gabinete, Iván Redondo; el secretario general de Presidencia, Félix Bolaños; y el secretario de Estado de Comunicación, el periodista de Cuatro, Miguel Ángel Oliver. Pero Iglesias sigue sin éxito en su intento de colocar a sus peones. 

Comenta esta noticia