30 de septiembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Así están las hermanas de Ortega Cano después de salir de su zona de confort

Carmen y Conchi Ortega Cano.

Carmen y Conchi Ortega Cano.

Las personas que las conocemos sabemos lo que está pasando al otro lado de la pequeña pantalla y del ruido mediático que acompaña la última y morbosa bomba. Esto es lo que hay ahora mismo.

 

 

“Desbordadas y sin ganas de más conflictos”, así están las hermanas de Ortega Cano. No hay descanso para el maestro ni para los suyos y eso que el torero suplicaba hace días que le dejaran tranquilo, ya que no estaba pasando por su mejor momento de salud: “Que tengo débil el corazón”.

Pero lo cierto es que la participación de Ana María Aldón en Supervivientes no está ayudando a dejar “tranquilo” al maestro y lo que es peor, está salpicando de lleno a esa parte del clan que siempre se ha mantenido al margen de la vida pública de Ortega, sus hermanas. Sobre todo, Carmen Ortega que se ha caracterizado por su prudencia y por su saber estar. Siempre ha evitado entrar en conflictos públicos, ha sabido aguantar los chaparrones mediáticos que le han tocado, y ha preferido optar por el silencio y la discreción. Pero la última polémica ha provocado que Carmen haya tenido que descolgar el teléfono para dar la cara por su hermano y por los suyos. Y eso no es habitual en ella, lo sabemos las personas que la conocemos.

Todo estallaba en el plató de Sálvame cuando aprovechando la presencia de Kiko Jimenez, ex de Gloria Camila, el programa desvelaba la existencia de una conversación privada en la que una mujer, familiar directo de Ortega Cano, hablaba mal de la actual esposa de su hermano.

Durante horas se especuló sobre el contenido y sobre la autoría de dicha conversación, haciendo hincapié en que dichas declaraciones habían sido emitidas por una mujer y que su grabación se produjo de manera absolutamente fortuita.

El caso es que a lo largo de la tarde descubrimos que una de las hermanas era la autora y que, en esa conversación privada, que no pública, llegó a proferir palabras malsonantes para referirse a la Aldón. Unas declaraciones que pondrían de manifiesto que: “Ana María jamás ha sido aceptada por los hermanos de Ortega”, tal y como aseguraban desde el plató alguno de los colaboradores presentes.

Y fueron esas aseveraciones las que provocaron que Carmen Ortega descolgara el teléfono y entrara en directo, para negar la mayor: “Yo jamás he hablado en esos términos de Ana María. Nosotros la queremos”. Carmen visiblemente nerviosa por no estar habituada a entrar en estos debates, daba la cara por ella, mostrándose especialmente airada cuando alguien intentaba poner en su boca “expresiones que yo jamás he dicho”.

La cosa no quedó allí ya que el siguiente en entrar en directo, fue el propio Ortega Cano que sorprendía afirmando que tampoco le extrañaba que su otra hermana Conchi, hubiese podido en algún momento, hablar mal de su Ana María.

Y apelaba de nuevo a la generosidad de los medios y de los periodistas para que aflojaran en sus planteamientos ya que “estoy algo débil y a pesar de ello os atiendo siempre y encantado”. El torero una vez más quitaba importancia a una situación que se ha convertido en tema preferente en los platós de televisión.

Pero el tsunami televisivo no va a quedar aquí, básicamente porque el tema funciona. Carmen Ortega tras la resaca televisiva está “sin ganas de más conflictos” así que una vez más ha optado por la discreción y por el silencio. Ahora queda por escuchar lo que tiene que decir Conchi al respecto y sobre todo Gloria Camila, que seguirá ejerciendo de excelente defensora en los platós de Supervivientes, a la esposa de su padre.

Gloria está mucho más acostumbrada al conflicto televisivo, se mueve bien en el medio y se defiende como un gato panza arriba cuando van a por ella. No dirá, ni hará nada que pueda incomodar a su padre al que adora por encima de todo y de todos. Por eso cuando en la pasada gala afeó la conversación de la Aldón respecto a su vida íntima con el torero, nadie dudó que al propio Ortega tampoco le había gustado escuchar de su esposa que “tiene buena puntería”. Y por si no lo dejó claro Gloria Camila, el maestro también se ha referido a las palabras de su mujer: “No, no me han gustado. Son cosas privadas. No me sentó bien".

Lo cierto es que casi nadie podía imaginar que la participación de la Aldón en Supervivientes fuese a darnos tanto contenido mediático. Así que una vez más solo queda felicitar a la productora por un “casting” que desde luego, por sus datos de audiencia, están consiguiendo entretener a una gran mayoría de españoles confinados en sus hogares. Así que, felicidades.

Comenta esta noticia