20 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez enfurece a la Policía: Marlaska se reúne con el comisario de Extranjería

Un agente de la Policía en el operativo de recepción del Aquarius, este domingo en Valencia.

Un agente de la Policía en el operativo de recepción del Aquarius, este domingo en Valencia.

El ministro recibe esta tarde al comisario Eugenio Pereiro ante la crisis desatada por el Aquarius y el anuncio de retirada de las concertinas en Ceuta y Melilla. La situación es grave.

Lo habían advertido los expertos de la Policía Nacional en flujos migratorios. Y ha sucedido. La decisión de Pedro Sánchez de acoger a los casi 700 inmigrantes del Aquarius en España  y el anuncio de su ministro del Interior de retirar las concertinas en las fronteras de Ceuta y Melilla han desatado un efecto llamada. Y éste ya tiene unas cifras que han provocado la máxima alerta en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Por distintas vías, no solo a través del mar, las mafias están acelerando el envío de sin papeles a nuestro país, más de mil entre el viernes y el domingo, con al menos cuatro fallecidos. La situación es de tal gravedad y la indignación entre los agentes de tal magnitud, que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se va a reunir en la tarde de este lunes, con carácter urgente, con el comisario general de Extranjería y Fronteras, Eugenio Pereiro, según han confirmado fuentes policiales a ESdiario.

Sobre la mesa, los movimientos de las mafias que operan en Marruecos, que este fin de semana han multiplicado la salida de pateras. Este mismo lunes, Salvamento Marítimo ha rescatado a 102 inmigrantes que trataban de llegar a Melilla en tres embarcaciones. Una cuarta, con 42 personas a bordo, ha llegado por sus propios medios.

 

Medio centenar de inmigrantes abandonados este lunes en la Estación de Autobuses de San Sebastián.

 

Pero no solo en patera están llegando los irregulares. A primera hora de este lunes, un autobús ha dejado abandonados a cincuenta sin papeles en plena estación de autobuses de San Sebastián, en la que han tenido que ser atendidos por la Policía Municipal y Cruz Roja.

Según ha explicado un trabajador de la estación, el grupo ha llegado "hacia las 8.30 horas en un autobús y todos ellos confiaban en encontrar aquí a dos personas para que les atendiesen y les indicasen qué hacer pero no ha aparecido nadie y llevan desde entonces esperando sin saber qué hacer".

"No hacían más que preguntar a qué distancia estaban de Francia y cuánto se tardaba en llegar a París. Estaban totalmente desorientados y esperaban que apareciera alguien de la Cruz Roja", ha explicado este testigo citado por El Diario Vasco.

Los inmigrantes, todos varones y muy jóvenes, eran de Guinea Conakry y Mali y estaban absolutamente desorientados. Al parecer, las mafias les habían dicho que a las 9.00 horas habría alguien de la Cruz Roja esperándoles para llevarles a algún centro o para hacerse cargo de ellos, en principio para pasar a Francia.

Comenta esta noticia
Update CMP