23 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PSOE filtra un pronóstico explosivo a la desesperada para neutralizar a Vox

La desmovilización de su electorado y la recuperación de Iglesias están amargando el final de campaña a Sánchez. Casi todo gira en torno a los de Abascal, que bajó el telón ante 20.000.

Y llegó la traca final de la sensación de estas elecciones generales, Vox: un cierre de campaña en Colón, convertida en una plaza talismán para Santiago Abascal, ante 20.000 personas totalmente entregadas.

Casi todo en estos comicios gira en torno a Vox, directa o indirectamente. De su capacidad para sacar votantes de la abstención o de movilizar en su contra el voto de izquierdas dependerá en buena medida cómo quede el marcador final. 

Irónicamente, el partido más demonizado en esta campaña es aquel cuyos fieles van a votar con más ilusión, si no el único. Porque de aquel Haz que pase en positivo que izó el PSOE en la sede de Ferraz como lema poco o nada queda. 

Por contra, Pedro Sánchez se ha pasado los últimos días, desde el debate de Atresmedia, agitando aún con más fuerza el espantajo de la ultraderecha. Recordando que tampoco nadie creyó posible las victorias de Donald Trump y Jair Bolsonaro, ni el sí al Brexit, y ahí están. 

Ésa es la mejor señal de que los socialistas, que al principio previeron una campaña plácida, no lo ven nada claro ahora. Porque dudan de la movilización de su electorado y porque todas las señales apuntan a que Unidas Podemos ha recuperado terreno en esta recta final, en buena medida por el papel de Pablo Iglesias en los dos debates. 

Cómo será la necesidad del PSOE de meter el miedo en el cuerpo de la izquierda y que vaya a votar el domingo que en las últimas horas la factoría Ferraz ha difundido un tracking que sitúa a Vox por delante de Ciudadanos y pisando los talones al PP, con Abascal disputando a Casado el liderazgo del bloque de centro derecha. 

Ningún sondeo en toda la campaña ha pronosticado que Vox pueda quedar por delante del PP... pero el PSOE sí. ¿Osadía, atrevimiento? No, estrategia.

Aunque desde el martes está prohibido publicar encuestas, las principales casas demoscópicas han continuado haciendo trackings. Los de Sigma Dos y Metroscopia, según ha sabido ESdiario, coinciden en pintar un mal panorama para Casado el domingo, que se movería en torno al 18% del voto. 

Ambas coinciden también en que Ciudadanos está logrando amarrar a sus indecisos (y no eran pocos) y en que Unidas Podemos mejora sus perspectivas electorales a costa del PSOE. 

En lo que no se ponen de acuerdo Sigma Dos y Metroscopia es en la foto final de Vox: uno de los trackings refleja que Abascal ha tocado techo y el otro que sigue creciendo. 

El domingo las urnas repartirán las cartas, pero en el bloque de centro derecha este viernes se abrió un nuevo melón: ¿Qué pasará si suman mayoría absoluta pero Vox queda segundo, por delante de Ciudadanos?

Por más que Casado haya abierto las puertas de su hipotético gobierno a Abascal (más un abrazo del oso que un gesto de buena voluntad), el escenario idílico para el PP es que Cs quede segundo; y, en caso de que no sea así, que Vox renuncie a entrar en el gobierno. Porque si quiere entrar está complicado que Albert Rivera apoye tal alianza en el Congreso. 

El domingo acabará todo y el lunes empezará todo de nuevo: los pactos.

 

Comenta esta noticia
Update CMP