24 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Gobierno busca cómo subir varios impuestos para redondear su gran sablazo

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero

Necesitado de aumentar los ingresos a toda costa, el Ejecutivo de Pedro Sánchez estudia la manera de exprimir al contribuyente y hasta la OCU ha reaccionado en contra.

Ahora más que nunca las arcas del país necesitan ingresos, de ahí que cada día esté más claro que el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos subirá los impuestos más de lo que firmaron Sánchez e Iglesias en su programa de Gobierno de coalición. El gran sablazo, en definitiva, está en camino.
Aunque hasta ahora no han aludido a ninguna partida concreta, la propia portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, volvió a reconocer hace unos días ue "haremos una tarea profunda de revisión de la fiscalidad para ver cuáles son las figuras que más se diferencian" con Europa.

 

"Sería una contradicción pedir recursos y no ser capaces" de incrementar la recaudación tocando "nuestras figuras tributarias", reconoció Montero, en línea con las declaraciones que lleva realizando en las últimas semanas, donde también ha asegurado que nuestro país tiene margen para elevar la tributación "6 o 7" puntos sobre el PIB.

La justificación para este sablazo es que no recaudamos lo mismo que la media europea en determinadas partidas. Lograr este objetivo implicaría un incremento fiscal de más de 60.000 millones de euros para los españoles, por lo que, de llevarse a cabo, necesariamente golpearía a la clase media.

Por mucho que PSOE y Podemos machaquen con el mantra de gravar sólo a "los que más tienen", lo realidad es que no hay tantos "ricos" en España, y los que hay no están tan dispuestos a ceder a estas presiones.

La subida del IRPF a las rentas altas, la del mínimo de Sociedades, la tasa Google o la Tasa Tobin son medidas pactadas por Sánchez e Iglesias. Algunas, ya están en marcha, como las dos últimas. En el aire siguen todavía la subida del diésel, la de Patrimonio o la de Sucesiones, que llevan en la agenda de la ministra Montero desde hace tiempo, aunque no ha habido ningún anuncio oficial al respecto.

Patrimonio e IVA.

Aunque cada vez hay más avisos de que el Gobierno podría empezar a tocar estos tributos de manera inminente. Uno de los últimos ha sido el de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que ha publicado una nota de prensa con "consejos" sobre cómo preservar su patrimonio ante una hipotética subida de impuestos.

"OCU advierte de que, a la vista de las informaciones publicadas por distintas administraciones, es previsible una subida del impuesto de Sucesiones y Donaciones con la idea de homogeneizarlo entre las distintas comunidades autónomas. Por ello, OCU aconseja que se valore para este ejercicio más que nunca la opción de donar bienes inmuebles a los descendientes para reducir lo máximo posible el impuesto que se ha de pagar al heredar inmuebles", ha alertado la organización.

 

Y en cuanto al IVA, Bruselas, el FMI, la OCDE y, la semana pasada, la Airef llevan tiempo criticando los tipos superreducidos y reducidos de este tributo en nuestro país y pidiendo que determinados productos pasen al tipo general. Por tanto, el Gobierno ya tendría la excusa perfecta para elevar la fiscalidad en ese campo.

Desde la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf), sin embargo, han reclamado un IVA "temporal" superreducido del 4% para el turismo, el sector más perjudicado de la crisis, entre otras rebajas fiscales en diferentes tributos. El IVA temporal al turismo debería estar en vigor hasta diciembre de 2021, según Aedaf.

Mientras países como Alemania, Gran Bretaña o Italia se han decidido a bajar el IVA o a aplicar rebajas a sectores concretos, como la hostelería, el Ejecutivo de Sánchez e Iglesias se ha negado en rotundo a tomar medidas similares. Eso sí, optar por subidas fiscales sería ir en contra de cualquier país vecino.

 

Comenta esta noticia
Update CMP