20 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los engaños de Garzón e Iglesias que mataron a Sánchez: sexo, mentiras y Twitter

A estas alturas de la campaña electoral muchos tienen claro que Podemos se ha llevado por delante a Pedro Sánchez e incluso han salido a la luz las "trampas" que le llevaron al precipicio.

A estas alturas de la segunda campaña electoral en menos de dos años, muy pocos dudan de que Podemos ha destrozado al PSOE. Tanto es así que Nacho Cardero hace un juego de palabras muy cinematográfico en El Confidencial para hablar de "Sexo, mentiras y Twitter: los tres engaños de Iglesias y Garzón que mataron al PSOE": "Si luego del 20-D, se calculaba en una treintena los diputados electos socialistas que se oponían a un pacto con Podemos, ahora esa cifra asciende a más de 50.  Iglesias se presentará a las puertas de Ferraz con oro, incienso y mirra después de las generales. Pero Podemos no quiere pactar. Solo quiere matar al PSOE. Pedro Sánchez tiene la llave de la gobernabilidad del país. Pero antes que la llave, lo que tiene es un dilema de cara al 26-J. Tiene que decidir entre susto o muerte".

Y eso que, según El Confidencial Digital algunas bazas le están saliendo "rana" a la formación morada: "El JEMAD de Podemos pincha como candidato. Confiaban conseguir dos escaños en Almería y las encuestas le dan sólo uno. Pablo Iglesias ha pedido a Anguita que lo defienda entre los comunistas. El ‘efecto JEMAD’ ya no es el mismo que el de las generales de 2015. Así lo constatan datos internos de Podemos, que auguran que José Julio Rodríguez no mejorará el resultado en Almería. Consideran que ha perdido el impacto ‘sorpresa’ de su fichaje y no ha conseguido atraer el voto de militares con sus polémicas". 

En cuanto al PP, según Ricardo Rodríguez en ESdiario "Rajoy compra la baza de Arriola para frenar a los “frikis” de Podemos. Fue el inspirador de dar cuartelillo a Pablo Iglesias y ahora aquellos “frikis” inofensivos van como un tiro. El sociólogo de cabecera aún ve una oportunidad".

Federico Castaño en VozPópuli advierte del "aviso a Rajoy: o aplica políticas liberales o la clase media y el voto pensionista acabarán en Podemos. Tres millones de ciudadanos que han dejado de pertenecer a la clase media y más de nueve millones de pensionistas pueden pasarse a la izquierda radical si el Gobierno no se pone las pilas y aplica políticas liberales de crecimiento. 20 millones de votantes que han sufrido la crisis pueden inclinar la balanza electoral a favor de la izquierda radical". 

Juan Ramón Rallo se muestra en Libertad Digital muy duro con Rajoy: "La pinza PP-Unidos Podemos, pues, funciona así: el PP se apoya en Unidos Podemos para retener el poder a corto plazo (destruyendo al PSOE y forzando su abstención) y Unidos Podemos se apoya en el PP para alcanzarlo en el medio plazo (fagocitando al PSOE y aglutinando todo el voto de izquierdas). Un cambalache donde lo prioritario no son los abstractos intereses generales de los españoles, sino los muy concretos intereses personales de los dirigentes de ambas formaciones políticas. El PP, con tal de permanecer en el poder unos trimestres más (la legislatura será en todo caso corta, dado que un Gobierno del PP en minoría ni siquiera podría sacar adelante los presupuestos de 2018), está dispuesto a entregar a medio plazo las instituciones políticas españolas al populismo más liberticida de Unidos Podemos. La Moncloa, para Rajoy, bien vale podemizar España". 

Antonio Martín Beaumont en ESdiario asegura que "el PSOE se prepara para el drama de la noche del 26J sin líder y temiendo el "no" de Susana Díaz. El CIS ha dado un nuevo mazazo a los socialistas que ya buscan un sustituto para Sánchez que no pasa por Andalucía por la negativa de la presidenta. Un futuro Congreso Federal depararía sorpresas". 

Con este panorama, el debate a cuatro se presenta crucial y en El Confidencial, Paloma Esteban señala que "el 32% de indecisos convierte el debate en "una campaña exprés" de dos horas. Todos los expertos coinciden: los debates movilizan. El encuentro de esta noche será decisivo dado el elevado número de indecisos y los factores externos: plena Eurocopa e inicio de verano". 

En Público Manuel Sánchez apunta que "Pedro Sánchez no arriesgará en el debate a cuatro y hablará de Venezuela. El candidato del PSOE lleva dos días "enclaustrado preparando el debate". Pretende dejar mensajes muy claros de lo ocurrido en estos cuatro meses y de las actitudes de cada partido". 

Si hay algo que llama la atención en esta "precampaña de la marmota" como la llama Cristina Pardo en El Diario es que "lo curioso, y es algo que tengo confirmado por ambas partes, es que a Rajoy le cae bien Iglesias (mucho mejor que Rivera y muchísimo mejor que Snchz) y a Iglesias le cae bien Rajoy (mucho mejor que Snchz). Al líder del PP le parece que el de Podemos es bastante auténtico y amable en las distancias cortas. A Iglesias le parece que Rajoy es un señor listo y casi entrañable, a pesar de todo". 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP