César Sánchez: "Donde más útil puedo ser al partido es en la Diputación"

Ha sido el referente de poder institucional del PP en la Comunitat y ha mantenido orgulloso los principios ideológicos del centro-derecha en su mandato. Su futuro parece que está claro.

César Sánchez considera que parte del éxito político está en ofrecer a los ciudadanos un proyecto identificable y un discurso reconocible.  Proclama que siempre estará  contra aquellos que atenten al ordenamiento jurídico de la España constitucional de 1978 y contra quienes creen que las diputaciones y provincias no son la mejor forma de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y el nexo de unión de la nación española

Ariete contra el gobierno Puig-Oltra, su éxito judicial contra la política lingüística del Botànic le granjeó enemigos entre los sectores nacionalistas e independentistas y suspicacias en su entorno ideológico por su protagonismo también mediático. Al poco de llegar el valenciano Ábalos al Ministerio de Fomento "expulsó" a Sánchez del Consejo del Puerto de Alicante a instancias, se supone, del presidente valenciano.  El también alcalde de Calp ha planteado además recursos judiciales contra  los acuerdos de la Generalitat sobre turismo, al considerar que la diputación quedaba marginada, o contra ley de mancomunidades que es, en su opinión, un remedo de la ley de comarcas catalanas.

No tiene la menor duda de que el PP  recuperará el poder en la Generalitat en mayo y que una de las primeras decisiones será eliminar el requisito lingüístico en la Administración valenciana. En esta entrevista desvela cuál será su futuro.

-Le acaban de nombrar miembro del equipo de campaña de Pablo Casado. Es el único valenciano en el equipo que fijará la estrategia para las elecciones europeas, autonómicas y locales. Parece que su futuro está en Madrid.
Bueno, en Madrid estoy desde que formaba parte de la Junta Directiva Nacional y del Comité Ejecutivo Nacional con Mariano Rajoy y repetí la confianza con Pablo Casado al frente de la Secretaría Ejecutiva de Transparencia. Ahora estoy también en el Comité de Campaña de las próximas elecciones  lo que significa que, por supuesto, voy a estar más presente en Madrid, pero mi trabajo al frente de la Diputación de Alicante es mi prioridad y espero que en los próximos años pueda seguir cumpliendo con mis obligaciones al frente de la presidencia de la Diputación.

- ¿Eso quiere decir que su aspiración es volver a repetir como presidente de la Diputación de Alicante?
Estaré donde el partido considere que más útil puedo ser para la organización y para la sociedad. Creo que mi papel en la Diputación ha sido un papel útil durante estos cuatro años, de apoyo al PPCV y a Isabel Bonig para hacerle frente al nacionalismo y al ‘procés’ de catalanización que nos quiere imponer el Gobierno valenciano, y creo que donde más útil puedo ser al partido en los próximos años es al frente de la Diputación.

- Entonces, ¿todos aquellas voces que apuntaban que su carrera política ya estaba enfocada a Madrid o en las Cortes valencianas se equivocaron?
Bueno, es halagador que haya gente en el partido que pueda pensar que puedo tener responsabilidades en otros lugares. Durante estos cuatro años hemos hecho una enorme tarea de gestión y política en la Diputación frente al proceso de catalanización del Pacto del Botánico. En los próximos cuatro años queda aún mucho trabajo por delante en la provincia de Alicante. Tenemos que seguir defendiendo temas estratégicos como el del agua, la defensa de los trasvases, la dinamización de nuestros sectores productivos, la apuesta por un turismo de excelencia y de calidad, la defensa de infraestructuras que son importantísimas para nuestros ciudadanos -como el Corredor Mediterráneo, el Tren de la Costa o la zona de actividades logísticas Alicante-Elche-; así como otros muchos proyectos que forman parte de la línea de trabajo de la Diputación de Alicante en pro de la sociedad alicantina.

- Queda claro que le gustaría seguir al frente de la Diputación de Alicante.
Sí.

- Anunció que no repetiría como candidato a la alcaldía de Calpe. ¿Entonces, en qué candidatura municipal irá? ¿Alicante o Calpe?
Todavía no he tomado una decisión, la tomaré cuando corresponda pensando en los intereses del partido.

- ¿Y no es un poco raro presentarse en una legislatura por un municipio y en otra por otro diferente?
Los políticos tenemos que presentarnos en aquellas listas o en aquellos lugares donde más útiles seamos. Y se lo dice una persona que durante cuatro años, desde la Diputación, ha hecho una férrea defensa a favor de los intereses de la sociedad. Una persona que lidera políticas a favor de todos los ciudadanos, puede ser útil en varios sitios.

Las políticas de Compromís y del PSOE, centradas en la ideología, el catalanismo independentista  y sin capacidad para solucionar los problemas de valencianos, han levantado a buena parte de la sociedad

- La política tiene mucho de estado de ánimo en el que se puede pasar de la depresión al optimismo. Las elecciones andaluzas parece que han cambiado ese estado de ánimo al PP valenciano.
Isabel Bonig será presidenta de la Generalitat valenciana en mayo de este año. Y lo será porque va a liderar todo un bloque de centro-derecha que va a ser mayoritario en la Comunitat. Las políticas de Compromís y del PSOE, centradas en la ideología, el catalanismo independentista, el separatismo y sin capacidad para solucionar los problemas de valencianos, han levantado a buena parte de la sociedad y eso ha hecho que el voto se aglutine en el centro-derecha, y el partido que más votos va a sacar, en ese centro-derecha, va a ser el Partido Popular.

- ¿No tiene pues ninguna posibilidad el candidato de Ciudadanos Toni Cantó?
Cantó es un buen candidato en Ciudadanos, pero Isabel Bonig lleva tres años y medio trabajando, está más consolidada en la sociedad valenciana, está más consolidado su discurso y el PP será el partido más votado. Además, auguro un cambio político muy importante en toda la Comunitat, donde creo que el bloque centro- derecha será el más votado también en la mayoría de los ayuntamientos, en las tres capitales de provincia y en las tres Diputaciones.

- ¿Lo augura o tiene también algún elemento o encuesta que va en esa línea?
Bueno, todas las encuestas van en esa línea y, además, la percepción que estamos teniendo en este inicio de campaña así lo demuestra.

- ¿Las encuestas que tiene su partido también?
Las encuestas que están saliendo en los medios de comunicación. Todas apuntan a que hay una movilización del centro-derecha y constatan que la gente se ha dado cuenta de que Podemos fue una mentira, que fue un movimiento político populista que engañó a los ciudadanos y que los valencianos han percibido que votar al PSPV es votar a Compromís y votar a Compromís es votar ruptura con España, votar nacionalismo y votar separatismo.
Por eso, creo también que Compromís mantendrá sus resultados electorales, pero el Partido Socialista va a sufrir un castigo muy importante, debido a su connivencia con el nacionalismo catalán y el separatismo.

- Su labor en el Comité de Campaña de Pablo Casado, ¿cuál es exactamente?
Es un papel de apoyo al Comité de Campaña para todas las tareas que conlleva una campaña electoral como la que se va a iniciar. Seré además el interlocutor del Comité de Campaña nacional con la Comunitat Valenciana y, de alguna manera, haré que haya un diálogo fluido para que la campaña en nuestra Comunidad pueda ser una campaña que se desarrolle con éxito.


- La precampaña ha arrancado de forma tormentosa ¿Cuál va a ser la línea que se seguirá? ¿Cataluña como elemento fundamental?
Isabel Bonig ha centrado ya los problemas que tienen los valencianos con el Gobierno del Botànic. con el Partido Socialista y con Compromís, en varios ámbitos. En primer lugar, la sanidad y las listas de espera. Hay más lista de espera que nunca. Los valencianos tienen una sanidad de peor calidad y urge un cambio político para devolver la normalidad en este ámbito.

Desde el punto de vista educativo, han pasado cuatro años donde las inversiones han sido prácticamente nulas. Todo lo que hemos sabido acerca de la política educativa del Consell ha sido ideología; ha sido intentar eliminar el castellano de las aulas; intentar confrontar a la sociedad e intentar dogmatizar, que es lo que intenta la izquierda con la educación cuando gobierna.

Desde el punto de vista de las infraestructuras, hemos visto presupuestos sucesivos del Consell sin ejecutar. Es decir, mucho bombo, mucho platillo, pero sin presupuestos reales y con infraestructuras que no llegan.

Hemos visto un Gobierno valenciano que sube los impuestos, que castiga a la clase media valenciana y que penaliza a los emprendedores. Por eso, Isabel Bonig propone unas medidas fiscales que permitan que los valencianos no encuentren en la Administración Autonómica un problema a sus iniciativas o a su emprendimiento.

Y, por último, desde el punto de vista impositivo, le diré que nuestra presidenta regional ha dejado bien claro que, cuando gobierne, bajará o eliminará impuestos tan importantes como el de Patrimonio y el de Sucesiones o Donaciones.

Pero es que, además, el PPCV se ha puesto enfrente de las políticas de ruptura con España. Cada vez que Compromís y el PSPV han mostrado simpatía con quienes quieren romper España a través de ayudas públicas a asociaciones pro catalanistas, el PP ha dejado claro que era necesaria más Comunitat Valenciana en España, más Comunitat Valenciana en el Estatuto de Autonomonía y la
Constitución española y más Comunitat Valenciana compartiendo con el resto de pueblos de España un destino común.

Pedro Sánchez no puede hipotecar el futuro de los españoles ni de España por permanecer en el “Falcón” diez meses más.

- ¿Cree usted que los Presupuestos Generales del Estado se aprobarán finalmente al contar con el apoyo de los nacionalistas e independentistas?
Lo que está claro es que la unidad de España no se puede vender a cambio de la ruptura de España y Pedro Sánchez no puede hipotecar el futuro de los españoles ni de España por permanecer en el “Falcón” diez meses más.

- Pero, ¿cree que se aprobarán?
Espero que no. Primero, porque creo que no son unos presupuestos reales. Y, segundo, porque son unos presupuestos trampa para España.

- Respecto a la figura del mediador o “relator”, ¿ése es el principio de la ruptura de España o no?
Absolutamente. Es más, yo creo que Pedro Sánchez debería ser denunciado por alta traición porque lo que ha hecho y está haciendo con España y su política de ruptura de la nación, a través de este relator y a través de todas las concesiones al separatismo, me hacen pensar que eso es alta traición.

- Volviendo al terreno del PP en la Comunitat Valenciana ¿quién tiene que ser el candidato en Orihuela?
Siempre he defendido que los alcaldes tienen que repetir y creo que Emilio Bascuñana ha sido un buen alcalde, pero a mí no me corresponde tomar la decisión de quién tiene que ser el candidato. Hay unos órganos estatutarios que son los que tienen que decidir quién debe ser el candidato en Orihuela. Yo, como presidente de la Diputación de Alicante, no puedo hacer otra cosa más que defender a mis alcaldes y también defender a Emilio Bascuñana. Pero, he de ser y voy a ser absolutamente respetuoso con las decisiones que se tomen por parte de los órganos que deciden quién encabeza las listas del PPCV en los municipios y ciudades de la provincia de Alicante y de toda la Comunitat Valenciana.

- ¿Le parece correcto que haya imputados en las listas o es algo para analizar?
A la Justicia hay que dejarla trabajar y los partidos políticos no podemos convertirnos en una Justicia paralela. No obstante, hay unos estatutos que se tienen que cumplir y unos Estatutos que se tiene que respetar. Cada partido político tiene sus estatutos y sus normas internas, pero lo que está claro es que para mí, más allá de si hay alguien imputado o no, lo que se debe de valorar es si un candidato puede perjudicar a la imagen o al proyecto de un partido político.

El PP tiene que presentar en las listas electorales a los mejores y a los que más útiles sean electoralmente.

- Duplicidad en las listas.  ¿Lo ve bien o lo ve mal?
El PP tiene que presentar en las listas electorales a los mejores y a los que más útiles sean electoralmente. En algunos casos puede haber una persona en dos listas y en algunos casos, no. Yo creo que no tenemos que estar tan ‘encorsetados’. Lo que debe de hacer el PP es tomar las mejores decisiones y, en cada momento, pueden ser decisiones distintas. Puede que haya una persona que pueda estar en dos listas y aportar mucho al proyecto político del Partido Popular y puede que haya alguna persona que tenga que centrarse en una determinada lista en concreto o una determina institución porque sea lo mejor para el partido.

- ¿González Pons es el candidato nº1 europeo a las próximas elecciones?
Esteban González Pons es nuestro político valenciano más  internacional y es una suerte tenerlo como el líder español del PP en Europa. González Pons, esté donde esté, siempre va a defender los intereses de la Comunitat Valenciana y siempre va a ser un plus para nuestra tierra y nuestro partido.

- Me decía que las encuestas son buenas. ¿Los ayuntamientos del cambio están caducados?
Estos cuatro años han demostrado que los ayuntamientos del cambio son un cambio a peor. En los municipios y ciudades  donde se ha producido ese gobierno del supuesto y falaz ‘cambio’, las cosas han empeorado. La gente, en estos momentos, tiene muy claro que no quiere una Comunitat Valenciana que sea la hermana pequeña de Cataluña; que no quiere una sanidad con listas de espera; que no quiere una educación ideologizada mientras los niños siguen estudiando en barracones y que no quiere un gobierno que les mienta con grandes proclamas y que luego no invierta en sus pueblos.

La sociedad alicantina, por ejemplo, no quiere un Consell que abandone durante cuatro años a la provincia de Alicante. Al Gobierno valenciano no se le conoce proyecto estratégico alguno. Lo único que Ximo Puig ha anunciado ha sido el Distrito Digital, pero éste todavía no existe. Así que, por eso le digo que la gente se ha dado cuenta de que Podemos es todo una mentira, de que Compromís quiere romper España y de que el PSPV es un partido que, por ocupar el poder y tener un asiento en el gobierno, se vende a quienes quieren romper España y a quienes han mentido a los españoles.

-¿En las principales capitales de la Comunitat ganará el PP?
María José Catalá va a ser alcaldesa de Valencia. Es una grandísima política. Begoña Carrasco también va a ser alcaldesa en Castellón. Es una mujer joven, con mucha fuerza y con muchísimo discurso. Luis Barcala ha demostrado que el PP sabe gestionar bien la ciudad de Alicante y los alicantinos con él han dejado atrás un periodo de inestabilidad muy grande. Y, por último, Pablo Ruz creo que tiene un proyecto muy grande y muy bien definido para una ciudad como Elche, que ha de liderar económicamente no sólo en la provincia de Alicante, sino en la Comunitat Valenciana.

- Por último, ¿la Diputación de Alicante, al margen de gestionar, ha hecho mucha política?
Ha hecho política durante esta legislatura porque los intereses generales de la provincia de Alicante se han visto atentados. Primero tuvimos que defender nuestra autonomía para decidir cómo tenía que ser nuestra política en materia de turismo, con un recurso a los decretos de turismo y luego también de deportes. Además, pusimos un recurso al Decreto del plurilingüismo porque no podíamos permitir que se eliminase el castellano de las aulas de los colegios de la provincia de Alicante y de la Comunitat Valenciana, ya que eso significaba separarnos de España y abrir un muro entre nuestra Comunidad y nuestro país.

Dijimos no al requisito lingüístico y fuimos un frente contra Puig y las políticas de su conseller Marzà porque entendíamos que el requisito lingüístico establecía ciudadanos de primera y de segunda respecto al resto de España y dentro de la Comunitat Valenciana. No hay que olvidar que la Llei d’Ús i Ensenyament del Valencià establecía un mapa lingüístico porque hay territorios en la Comunitat Valenciana donde no se habla ni se estudia valenciano. También dijimos ‘no’ a la Agencia Tributaria Valenciana. Y pedimos al PP del Congreso que impusiese un recurso de inconstitucionalidad la Ley de Mancomunidades que intentaba enmascarar una ley de comarcas para trocear la Comunitat Valenciana, y acabar con el concepto de provincia y catalanizarnos aún más.

 

Comenta esta noticia
Update CMP