21 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rivera deja solo a Casado defendiendo el veto del Senado a los Presupuestos

Ciudadanos ha decidido romper su entente con el PP en la Mesa del Congreso y despejar el camino al PSOE para que pueda empezar a tramitarse la reforma legislativa tan polémica.

Pedro Sánchez sigue con su plan de hurtar al Senado -donde el PP tiene mayoría absoluta- su capacidad de veto a la senda de déficit, paso previo a los Presupuestos, y esta vez ha encontrado a Ciudadanos

El partido de Albert Rivera ha decidido, por sorpresa, despejar el camino a la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria con la que Pedro Sánchez quiere quitar a la Cámara Alta esa potestad. Una reforma que el PSOE presentó en agosto junto con Unidos Podemos, ERC y Compromís.

Cabe recordar que, de forma insólita, el presidente mandó hace dos semanas sus Presupuestos de 2019 a Bruselas a pesar de que el Congreso había rechazado en julio el techo de gasto y los nuevos objetivos de déficit del Ejecutivo. 

El PP y Ciudadanos se habían conjurado en la Mesa del Congreso, donde suman mayoría, para ir postergando la tramitación de dicha reforma de la Ley de Estabilidad mediante varias ampliaciones del plazo de enmiendas. 

Ello después de que Sánchez intentara acelerar el fin del veto del Senado (quiere que los Presupuestos estén listos para la precampaña de las municipales y autonómicas) mediante una triquiñuela parlamentaria, colando la reforma en una ley de violencia de género que no tenía nada que ver pero que ya había empezado su tramitación en la Cámara Baja. 

Llegó el 19 de octubre y la Mesa del Congreso, con los votos del PP y Cs, amplió el plazo de enmiendas como estaba previsto. Pero este martes se acaba el nuevo plazo que se dieron entonces y los de Rivera han decidido no alargarlo más y por tanto dejar que la reforma arranque su tramitación. 

A partir de ahora los grupos presentarán sus enmiendas y la proposición de ley podrá pasar a la siguiente fase, que es el debate del texto. En pocas palabras, el balón empieza a rodar.

Desde Cs argumentan que no ha habido ningún cambio por su parte, y que ya avisaron de que su intención no era poner obstáculos a la tramitación ordinaria de la reforma. Que su oposición se centró en evitar una reforma exprés o que Sánchez colara la reforma en otra ley.

Comenta esta noticia
Update CMP