20 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Bombazo en el PSOE: Page se plantea elecciones en octubre tocado y casi hundido

García-Page llegó a amagar con dejar el PSOE si Sánchez ganaba las primarias.

García-Page llegó a amagar con dejar el PSOE si Sánchez ganaba las primarias.

La crisis que afronta en Castilla-La Mancha es muy grave. No ve salida a sus Presupuestos para 2018 y el tiempo se agota. La suya podría ser la primera comunidad del PSOE en desmoronarse.

Emiliano García-Page va a presentar la próxima semana a Podemos y al PP unos nuevos Presupuestos en lo que será su ultimo intento para evitar acudir a unas elecciones anticipadas, según han confirmado a ESdiario en medios oficiales del Ejecutivo de Castilla-La Mancha.

De acuerdo con estos mismos medios, en esta nueva oferta se incluyen puntos que "harán casi imposible que digan que no". Aun así, el Gobierno maneja como hipótesis más probable un adelanto electoral porque "la oposición está en la permanente censura". "Lo que es evidente es que si los Presupuestos no se aprueban no se puede gobernar. No hay muchas opciones". García-Page gobierna con el apoyo del único representante de Podemos, José García Molina.

Tal y como adelanto este periódico en junio, ya desde hace tiempo se viene manejando la posibilidad de unas elecciones anticipadas, pero ahora, cuando los plazos se echan encima, es cuando el Ejecutivo de García-Page parece dispuesto al ultimátum: o hay acuerdo o elecciones.

Tanto Podemos como el PP censuran al Gobierno su escasa disposición al diálogo y su resistencia a acuerdos previos a la presentación de las cuentas públicas. Ambas formaciones recuerdan: "Cuando no se tiene mayoría absoluta hay que aplicarse en el acuerdo, en el diálogo y en la predisposición a aceptar las posiciones ajenas".

El PP pone cinco condiciones "inexcusables" para dar su visto bueno a las cuentas públicas de Castilla-La Mancha: bajada de impuestos, aumento en la partida de Sanidad para acortar listas de espera, especial atención al sector agrícola, pago de la deuda a los funcionarios de Educación y un plan de inversiones específicas para Talavera.

Los populares han mostrado su disposición al diálogo y ven en la advertencia de García-Page de convocar elecciones "más una amenaza que una decisión madurada, pero si las quiere convocar suya será la responsabilidad". "Si se quieren evitar, lo puede hacer, basta con que se siente a hablar con voluntad de acercar posiciones".

Tanto el PP como Podemos ven muy difícil que el presidente socialista pueda contentar a dos fuerzas tan distintas y distantes. Podemos Castilla-La Mancha sostiene que su modelo y sus propuestas nada tienen que ver con el PP, y acusan a García-Page de querer todo a la vez. "Y en política hay que optar".

De momento, García-Page ha optado por un último intento de negociación que se concretará "de manera inmediata", según fuentes gubernamentales, que ya barajan como probable fecha de unas nuevas elecciones en torno a finales del mes de octubre. De manera que podrían ser convocadas, si finalmente no hay acuerdo, en los primero días del mes de setiembre.

Las direcciones nacionales

Ni en Génova ni en Ferraz, sedes centrales del PP y el PSOE, respectivamente, se quiere entrar, de momento, a valorar la situación creada en Castilla-La Mancha. Ambas direcciones han optado por la prudencia y dejar en manos de los responsables directos la solución, reconociendo que el presidente del Ejecutivo es el único competente para convocar unos nuevos comicios.

En medios gubernamentales de Castilla-La Mancha nadie se plantea otro candidato que no sea Emiliano García-Page. "No hay otro", aseguran. Y aunque es público y sabido que Pedro Sánchez no solo nunca fue su candidato sino que incluso llego a afirmar que si Sánchez ganaba se plantearía su propio futuro, parece que la duda la tiene más que despejada.

García-Page quiere volver a ser candidato, él que un día insinuó que se iría del PSOE si ganaba Sánchez

No en vano su voluntad es la de repetir como candidato y, en principio, nada indica que vaya a producirse en el seno del socialismo de CLM pugna alguna. Confían en que los ciudadanos, si finalmente son llamados a las urnas, "entiendan que si hay nuevas elecciones es porque la oposición al unísono ha hecho imposible el gobierno de la comunidad".

¿Y Cospedal?

Los populares, que no acaban de creerse que García-Page vaya en serio cuando habla de adelanto electoral, no dudan, al menos públicamente, de que la candidata sería María Dolores de Cospedal.

Esto lo dicen en público, pero en privado reconocen que no basta con que el PP de Castilla-La Mancha la quiera como candidata. Y no basta porque Cospedal es ministra de Defensa, cuya labor es merecedora de toda clase alabanzas tanto por parte del PP como del propio Ejecutivo del que forma parte. Pero compatibilizar ambos cargos es legalmente imposible.

En cualquier caso, y mientras no haya una convocatoria oficial de elecciones -si es que finalmente la hay-, en el PP nadie quiere entrar en este asunto. Lo que sí se recuerda es que todo lo que afecte a Cospedal trasciende al propio partido puesto que es miembro del Gobierno y ahí "la competencia es de quien es". Es decir, de Mariano Rajoy, con quien Cospedal mantiene una relación de extraordinaria confianza. En el supuesto de que llegado el momento hubiera que tomar una decisión sería "compartida por Rajoy y la propia Cospedal".

Si García-Page llegara a adelantar elecciones, sería la primera autonomía que vería truncada su legislatura. La siguiente podría ser Madrid.

Comenta esta noticia
Update CMP