18 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Moreno no se fía y teme encontrarse pufos millonarios en las cuentas de Susana

La presidenta saliente le ha prometido un traspaso de poderes ejemplar y que no hallará nada extraño bajo las alfombras ni en los cajones. Pero después de 36 años a él le cuesta creerlo.

Y llegó el día. Juan Manuel Moreno fue investido este miércoles por la tarde presidente de la Junta de Andalucía por 59 votos a favor, los del PP, Cs y Vox, y 50 en contra del PSOE y Adelante Andalucía. Susana Díaz fue, eso sí, la primera en acercarse a su escaño para felicitarle. Después, todos los demás.

El popular, a quienes algunos en su partido ya habían empezado a buscar sustituto antes de las elecciones del 2 de diciembre convencidos de que no podría gobernar, tomará posesión este viernes. Y lo hará en presencia de Pablo Casado, Mariano Rajoy y su gran amiga Soraya Sáenz de Santamaría

Moreno aprovechará el fin de semana para terminar de perfilar su Gobierno, con Juan Marín como número dos y Elías Bendodo como probable número tres, y el lunes se conocerán los nombres de los nuevos consejeros. Estos, a su vez, tomarán posesión el martes. 

Tanto Moreno como Marín confían en que los de Susana Díaz hagan un traspaso de poderes ejemplar, a pesar de las escenas de tensión protagonizadas este miércoles por alguno de los consejeros salientes de la Junta. A los que la presidenta del Parlamento tuvo que llamar la atención en repetidas ocasiones.

El que ha sido hasta ahora vicepresidente del Ejecutivo socialista y consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, se ha comprometido ante el PP y Ciudadanos a facilitar toda la información detallada sobre las cuentas de la Junta de Andalucía el mismo día del traspaso.

Jiménez ha asegurado que el nuevo presidente y su equipo no van a encontrar nada bajo las alfombras ni en los cajones porque las cuentas están auditadas por la Intervención General de la Junta, la Cámara de Cuentas de Andalucía, el Tribunal de Cuentas de Andalucía y el Ministerio de Hacienda.

Aun así Moreno y Marín no se fían de la autenticidad de las cuentas y se temen pufos millonarios. Así que lo primero que quieren hacer es encargar una auditoría integral a la Cámara de Cuentas de Andalucía y varios informes a la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF). 

¿Sobre qué? Sobre absolutamente todo el gasto de la Junta de Andalucía y sus organismos: sueldos, gastos corrientes, transferencias... hasta de los lápices si hace falta. 

La escabechina empezará nada más que los nuevos consejeros tomen posesión de sus cargos -lo harán el martes- y se publique en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía la nueva estructura del Gobierno.

Por lo pronto cesarán 668 cargos políticos y trabajadores eventuales. Aunque se estima que acaben siendo muchos más, puesto que ya solo fundaciones y entes públicos varios hay 69 con cerca de 27.000 personas a sueldo, y Moreno ha prometido reducir a la mitad esa "Administración paralela". 

Comenta esta noticia
Update CMP