04 de abril de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La pareja más enamorada de "Sálvame" al borde de la ruptura: "Ha explotado todo"

Eran los tortolitos más mediáticos del programa. Corrieron ríos de tertulias sobre su historia de amor. Y ahora todo podría terminar abruptamente porque la cosa va de mal en peor.



Gustavo González y María Lapiedra están atravesando su peor crisis. Desde que el paparazzi y la actriz decidiesen apostar por su amor, mucho se ha hablado sobre su relación y sobre su futuro juntos.

Aunque ambos hayan tratado de defender su historia a capa y espada, parece que sus corazones están tocados y casi hundidos. Así lo expresaba la propia María en Cazamariposas donde hablaba abiertamente de su novio: "Él lleva un tiempo que está mal. Los dos estamos agobiados por todo lo que estamos pasando, hay muchas personas implicadas. Es un cúmulo de cosas y ahora ha explotado todo". Y es que la ausencia de él en una pequeña operación de María y su primera noche separados ha hecho saltar todas las alarmas.

Triste y destrozado, Gustavo se rompía en directo y lloraba al expresar sus sentimientos: "No es una cuestión ni un motivo, son muchos juntos y cuando se juntan las cosas, pasa el tiempo y no ves solución". Además, el fotógrafo se sometió a una sesión de coach con Cristina Soria: "He intentado contener los sentimientos y me odio un poco por no haber sabido contenerme un poco más. No quiero expresar realmente cómo estoy". 

Una tristeza que quedó muy patente en palabras como "fundamentalmente, no soy feliz" y su explicación a este estado: "No estoy a gusto con muchas cosas, a mí siempre me ha gustado ser dueño de mi vida, veo que no tengo las herramientas y a veces me faltan hasta las ganas". 

Una grave crisis que para Mila Ximénez tiene una fácil explicación: "María lo que necesita es facturar como una apisonadora. Le da igual lo que tenga que decir y lo que tenga que contar".

Comenta esta noticia
Update CMP