26 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Olona se enfrenta sin complejos con el feminismo de la estrella Carme Chaparro

La diputada de Vox, Macarena Olona en el Congreso de los Diputados

La diputada de Vox, Macarena Olona en el Congreso de los Diputados

La diputada de Vox ha publicado una de sus vivencias como abogada del Estado. Una terrible historia con la que reclama una modificación de la Ley de Violencia de Género.

Un descarnado relato, de esos que pone los pelos de punta, ha sido la manera que ha tenido Macarena Olona de recoger el guante lanzado por Carme Chaparro en un artículo de opinión en el que criticaba a la diputada por su postura en contra de la actual Ley de Violencia de Género. "¿Quiere venir conmigo a una casa oculta de mujeres con altísimo riesgo de ser asesinadas? Escúchelas. Escuche sus historias. Y luego nos cuenta a todos", propuso Chaparro y Olona ha contestado.

De hecho la diputada, en su actividad como abogada del Estado ha explicado que conoce "muy bien la realidad que pretende descubrirme", por lo que ha señalado que la diferencia entre ambas es que "yo he mirado de frente lo peor de la naturaleza humana. Y he honrado a las asesinadas".

 Así, ha comenzado un duro relato en el que ha explicado cómo ha "abrazado niños huérfanos (desprotegidos por 'su' Ley de violencia de género). He acreditado cómo su madre murió después de recibir 42 cuchilladas en la intimidad del hogar. De noche. Con su bebé en el dormitorio. Ese bebé de 2 años al que la  Ertzaintza encontró agarrado todavía a los barrotes de la cuna. En shock."

Además, ha continuado explicando que "la sangre de su madre le salpicó el rostro. No volvió a hablar durante los días posteriores. He visto romperse a los agentes recordando en juicio cómo tuvieron que hacer fuerza para conseguir que el bebé abriese las manos".

Junto a ello, la diputada ha señalado que es uno de los muchos casos que podría relatar en su papel de acusación popular mientras compartía "espacio durante semanas con los asesinos", por lo que, tiene  claro que "su Ley de Violencia de Género es un puñetero fracaso. 57 asesinadas en 2005. 55 en 2019. Entre medias, un imperio de chiringuitos".

Pero además, Olona ha ido un paso más allá y ha señalado que a quiñen no ha podido honrar es a "los hombres asesinados, a los niños huérfanos, a los abuelos, a las víctimas homosexuales de violencia doméstica. El Estado les considera victimas de segunda. No puedo darle cifras. No merecen una estadística oficial". Y todo ello, porque considera que "la violencia no tiene género. Tiene su origen en una profunda maldad", ha sentenciado.

 

Comenta esta noticia