19 de octubre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT     ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

¡Labios con más volumen en 5 minutos con este truco muy sencillo!

¿Es posible conseguir unos labios bonitos, suaves y con más volumen sin someterte a ningún tratamiento estéticos?: Sí, ¡ y solo te llevará cinco minutos!

Tener unos labios bonitos, suaves y con volumen no es tan difícil ni requiere tratamientos costosos y de efectos permanentes. Con este sencillo truco en tres pasos, tú también conseguirás una boca mucho más atractiva y apetecible. Pruébalo y notarás la diferencia. 

Paso 1- Para que tus labios adquieran más volumen es necesario aumentar el riego sanguíneo y para ello, lo primero que vamos a hacer es exfoliarlos a fondo

Moja un cepillo de dientes en una mezcla a partes iguales de azúcar y canela y frótate bien los labios durante un par de minutos. El azúcar regenerará la piel reseca de tus labios y la canela es un magnífico activador de la circulación. Notarás que los labios te pican un poquito; no te preocupes, es normal.

 

Paso 2- Tras el paso anterior empezarás a notar que tus labios hormiguean y adquieren un aspecto más terso y voluminoso. Lo siguiente es aplicarte con un pincel un poquito de aceite de canela –se puede adquirir en herbolarios o hacerlo tú misma dejando un palito de canela en rama en 100 cl de aceite de oliva durante tres días–.

Procura aplicarte el aceite sólo en los labios porque al activar la circulación, el aceite de canela puede enrojecerte el contorno de la boca durante unos minutos. Es un efecto pasajero, pero tenlo en cuenta.

 

Paso 3 - Perfílate los labios con un lápiz de color nude o lo más parecido al color de tus labios. Rellena con tu barra preferida y aplícate un poco de gloss en el centro de los labios.

Puedes utilizar este truco siempre que lo desees aunque no conviene hacerlo más de una vez al día.

 

Para que el efecto sea más duradero, hidrátate bien los labios por las noches aplicándote un bálsamo labial, también de fabricación casera, a base de vaselina, dos gotas de aceite de canela, aceite de oliva y germen de trigo. En el siguiente vídeo puedes ver cómo hacerlo.

 

 

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia