04 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La primera encuesta de las elecciones del 12-J pone a Urkullu de los nervios

La primera encuesta de las elecciones del 12-J.

La primera encuesta de las elecciones del 12-J.

El sondeo difundido este miércoles por la televisión pública vasca avala la posibilidad de que un tripartito PSOE-Bildu-Podemos desaloje a los peneuvistas de Ajuria Enea.

La amenaza crece. El pacto de PSOE, Podemos y Bildu para derogar la reforma laboral causó una indisimulada indignación -e inquietud- en el PNV. El lendakari Íñigo Urkullu y el presidente de su partido, Andoni Ortuzar, ya saben desde este miércoles que tienen razones de peso para la preocupación. A las izquierdas les salen las cuentas y se abre como pocas veces antes la incertidumbre sobre el desenlace del 12-J.

El PNV ganaría las elecciones del 12 de julio, al lograr 31 parlamentarios, tres más, mientras que Bildu sería segunda fuerza con 19 escaños, uno más, y el PSE la tercera, al llegar a 12 con tres escaños más. Por su parte, Podemos pasaría de 11 a ocho representantes y la coalición PP+Cs, se quedaría con cinco, frente a los nueve parlamentarios que tenían los populares, según la encuesta EiTB Focus.

Con estos resultados, la suma de nacionalista y de socialistas, que han gobernado en coalición esta pasada legislatura, les permitiría contar con mayoría absoluta en la Cámara vasca, una posibilidad que también se daría en el caso de que hubiera un tripartito de izquierdas, por el que aboga la formación morada.

Esta oleada es la primera encuesta sobre intención de voto tras la nueva convocatoria de elecciones realizada por Urkullu después de que las previstas para el 5 de abril fueran suspendidas por la crisis del coronavirus.

 

A la "foto del tripartito" le salen las cuentas en el País Vasco.

 

El PNV volvería a ganar las elecciones, con tres escaños más, por lo que pasaría de 28 a 31 representantes, con una intención de voto del 41% frente al 37,6% de hace cuatro años.

Bildu sería la segunda fuerza  y conseguiría 19 representantes, uno más, con el 23,4% de los sufragios (21,3% en 2016). Por su parte, los socialistas de Idoia Mendía sería la tercera fuerza y lograría tres representantes más, hasta alcanzar la cifra de 12, al lograr el 14,2% de los sufragios frente al 11,9% de los anteriores comicios.

La suma de PNV y PSE, que han sido socios de Gobierno, les otorgaría la mayoría absoluta en la Cámara vasca, un total de 43 escaños, y también la lograrían los tres partidos de izquierdas Bildu, PSE y Podemos, que sumarían 39 representantes.

Podemos perdería tres escaños, hasta quedarse con ocho, al pasar de obtener el 14,9% de los votos al 11,4%, y la coalición PP y Ciudadanos obtendría cinco frente a los nueve con los que contaba el PP de Alfonso Alonso en esta pasada legislatura, con el 7% de los sufragios (12,2% en 2016 de la suma PP y Cs). Por su parte, ni Vox ni Equo entrarían en el Parlamento Vasco.

Comenta esta noticia